Fin de semana de ecoturismo en la Ciudad de México

Por sorprendente que parezca, considerando su colosal urbanización, la Ciudad de México tiene importantes reservas ecológicas que nos permiten desarrollar actividades como la observación científica de los animales y plantas de la zona, el ecoturismo y la fotografía de paisajes silvestres. Las hermosas vistas que integran estos espacios naturales nos animan a efectuar dilatadas caminatas por entre senderos y riachuelos cantarines. En lo que sigue mencionaremos cuáles son tales reservas ecológicas del Distrito Federal y por qué son tan valiosos para practicar dinámicas ecoturísticas.

El Parque Ecológico de Xochimilco encabeza este pequeño listado. Se localiza en el área sur de la capital mexicana, más precisamente en Av. Periférico Oriente núm. 1, Colonia Ciénega Grande, en la Delegación Xochimilco. Esta reserva natural de la Ciudad de México, está reconocido como Patrimonio Cultural de la Humanidad debido a su elevada valía cultural y sus maravillosas cualidades naturales. Es interesante conocer cuáles son los proyectos de preservación ambiental más significativos de la metrópoli azteca y por qué varios de ellos se concentran en el Parque Ecológico de Xochimilco.

Las familias que visiten este lugar en un paseo de fin de semana, hallarán en este parque, una reserva de aves y diferentes áreas verdes para el esparcimiento de los visitantes. También cuenta con un jardín botánico y canales que pueden ser recorridos en las tradicionales embarcaciones de madera, conocidas como trajineras.

Otra importante reserva ecológica de la Ciudad de México es el Parque Ecológico San Nicolás Totolapan, el cual se encuentra en el suroeste de la capital del país, en el kilómetro 11.5 de la carretera Picacho-Ajusco, en la delegación Magdalena Contreras. En sus dos hectáreas crece una enorme variedad de flora endémica como oyameles, bosques mixtos, encinares y pastizales. La relevancia que tiene el Parque Ecológico San Nicolás Totolapan, para la preservación de especies como el teporingo o el venado cola blanca, ha posibilitado la aparición de una importante infraestructura turística, diseñada para que los visitantes puedan coadyuvar en las tareas ecologistas que allí se llevan a cabo.

Por último, también recomendamos acudir durante un fin de semana, al Parque Cultural Recreativo Desierto de los Leones. La dirección de este conocido espacio de conservación ecológica, es Antiguo Camino al Desierto de los Leones s/n, Colonia Parque Nacional Valle de las Monjas, sobre la carretera núm. 15 México-Toluca. Con su vasta cantidad de pinos, encinos y oyameles; sus cañadas, riachuelos y manantiales, sin olvidar su antiguo convento, el Desierto de los Leones es un sitio de visita obligada en la capital mexicana.

Escribe un comentario