Sitio arqueológico de Tlatelolco, Distrito Federal

Tlatelolco se constituyó en el centro de comercio más relevante del México Antiguo. El significado de su nombre, del idioma náhuatl, es “montículo de arena”. Tlatelolco fue una urbe gemela de la gran Tenochtitlan y contaba con el mercado más grande de Mesoamérica. En este espacio se comercializaban las más variadas mercancías de la región y también de comunidades lejanas. Por su ambiciosa proyección, el mercado de Tlatelolco abastecía a una considerable porción del Valle de México.  Tlatelolco estuvo ubicada en un extremo de una de las más grandes islas del lago de Texcoco, muy cercana a la ciudad de Tenochtitlan.

En  la actualidad, el área arqueológica de Tlatelolco, incluye un grupo de pirámides, templos y vestigios varios. Como quiera que sea, este sitio prehispánico es de los más relevantes de entre los que existen dentro del área metropolitana capitalina.

Qué visitar en el sitio arqueológico de Tlatelolco

El templo de Ehécatl-Quetzalcóatl, es un elemento imperdible de este lugar. Se trata de una estructura de planta mixta, fachada en forma rectangular y una escalinata en la zona frontal dirigida al oeste. Este edificio conserva dentro de sí, vestigios de una etapa constructiva previa, donde se distinguen los restos de un adoratorio.

Otra estructura de gran relevancia en el sitio arqueológico de Tlatelolco es el llamado Templo Calendárico. Tiene la característica especial de que sus fachadas secundarias están ornamentadas con tableros que incluyen 13 glifos cada uno. Estos últimos corresponden a las tres trecenas iniciales del calendario ritual, mejor conocido como Tonalpohualli. Estos glifos comienzan en la fachada norte y prosiguen en la este y al sur. A finales de la década de 1980, en la zona central de la fachada principal, fue hallada una pintura mural con la representación de la pareja creadora del inicio del tiempo, es decir, Cipactonal y Oxomoco.

En lo que se refiere al Palacio, este es un grupo de cuatro habitáculos diminutos, con un gran patio central y un altar anexo al muro norte. En el sitio arqueológico de Tlatelolco, se conservan también, restos de pilastras que estructuraban un vasto portal, así como dos escalinatas de acceso, separadas por un dado central ornamentado con clavos elaborados con piedra tezontle.

Cómo llegar al sitio arqueológico de Tlatelolco

Esta área prehispánica se localiza en Reforma norte 630, esquina con Flores Magón, en la Ciudad de México. El acceso es diario, de 8 de la mañana a 6 de la tarde, sin costo alguno.

Información relevante acerca de Tlatelolco

Investigadores del Instituto Nacional de Antropología e Historia, hallaron en el 2008 un complejo funerario virreinal en el Gran Basamento del sitio arqueológico de Tlatelolco.  De este sitio, hasta el momento se han extraído 49 esqueletos posiblemente correspondientes a las epidemias de peste que acontecieron en 1545 y 1576, y también de las víctimas de la Conquista de 1521.

Actividades a realizar en Tlatelolco

Una construcción que nadie se debe perder, en el marco de una visita al área arqueológica de Tlatelolco, es el Templo de las pinturas. Su planteamiento arquitectónico maneja el esquema del talud-tablero, tan propio de los edificios teotihuacanos. Esta construcción es muy similar a los templos rojos del Templo Mayor de la gran Tenochtitlan. La plataforma que tiene es más alta que los peldaños de la escalinata que se localiza en la fachada frontal, que se ubica al este. Las otras tres fachadas están ornamentadas, con relieves que aluden sobresalientes pendones como si fueran vistosos monos.

El famoso mercado de Tlatelolco fue visitado por Hernán Cortés, en un momento previo a los combates de la Conquista. Precisamente en Tlatelolco fue donde se llevó a cabo la última gran batalla entre españoles y mexicas el día 13 de agosto de 1521.

Es recomendable complementar una visita al área prehispánica de Tlatelolco, con una comida en uno de los excelentes restaurantes que hay en Reforma. Algunos de los platillos que allí se sirven y que son de los predilectos de los comensales, son el caldo tlalpeño de res y pescado tapizte envuelto en hoja de plátano.

Tlatelolco es una muestra de las riquezas históricas y culturales que tiene para ofrecer la Ciudad de México. En ella confluyen tres vertientes de México, la prehispánica, la virreinal y la moderna.

Escribe un comentario