Ruta del desierto

Vastos panoramas, un cielo limpio inconmensurable, muchos atractivos silvestres y culturales, son elementos de un escenario único en este célebre desierto. La ruta inicia en Monclova, localizada al norte de la ciudad de Saltillo. Es un lugar en donde se desarrolla mucho el turismo de negocios así como también espacios culturales, como por ejemplo, el Museo de Coahuila-Texas, el Museo del Polvorín y el Museo Biblioteca Pape, los cuales ofrecen exposiciones de nivel internacional; también son aconsejables la Parroquia de Santiago Apostol y la de San Francisco de Asis, las cuales fueron construidas en el siglo XVII, así como también, el Parque Ecológico Xochipilli, el cual, atesora animales como el tigre de bengala y la suculenta gastronomía local.

Continuando con la Ruta del Desierto, allí se encontrará San Buenaventura, a unos 20 kilómetros al noroeste siguiendo la carretera número 30. Esta singular comunidad se define por atractivos silvestres tan fascinantes como El Río Nadadores y la Cascada de San Antonio, la cual tiene una caída de 35 metros de altura. En el balneario de Santa Gertrudis además, se podrá gozar de ricos chapuzones en compañía de toda la familia. Por lo que se refiere a la gastronomía destacan platillos como el cabrito relleno, el machacado y los deliciosos rollitos de nuez.

Por último, a unos 60 kilómetros más adelante habremos llegado a Cuatro Ciénegas, nombre que se relaciona con las Ciénegas que forman los muchos manantiales, que existen en la zona. En la ciudad, les sugerimos conocer el Museo Carranza, una construcción del siglo XIX, en donde nació Venustiano Carranza, una de las figuras más importantes de la historia nacional. Por otro lado, Cuatro Ciénegas es el hogar de más de 70 especies endémicas por el hecho de que se encuentra enclavada en una zona montañosa. Se trata de un entorno de gran valía científica y ecológica, por sus cristalinas aguas y sus bellos paisajes, varios de ellos únicos en el mundo. Es un verdadero acuario en un impresionante desierto mexicano.

El entorno limpio, las vastas extensiones de terreno y un cielo hermoso, son algunos de los atractivos de la Ruta del Desierto y si a lo anterior le agregamos las atracciones culturales y ecológicas de tres de los destinos de Coahuila, Monclova, Cuatro Ciénegas y Buenaventura, las alternativas de esparcimiento se elevan notablemente. Para vivir unas vacaciones increíbles, nada como tomar esta ruta fascinante.

El entorno de estos destinos del estado de Coahuila y sus atracciones se complementa a la perfección con la pureza de los entornos naturales para una ruta que atrae a más de 30 mil visitantes nacionales y extranjeros año con año, especialmente durante el periodo de vacaciones. No hay que olvidar que, si se viaja al desierto, el protector solar y el agua son elementos imprescindibles. Lo demás queda a criterio y necesidades de los viajeros, pero realmente cada vez que se toma esta ruta se obtienen vivencias verdaderamente increíbles.

En lo que sigue ofreceremos algunos consejos para tomar la ruta del desierto. Reiteramos la importancia de llevar bloqueador solar, para evitar cualquier quemadura producida por el sol. Lo mismo sucede en el caso de la ropa que se necesita para tomar la Ruta del Desierto: prendas ligeras, frescas y cómodas. Los lentes para el sol, son otro artículo de viaje que les aconsejamos mucho llevar, puesto que nos permiten protegernos la vista del intenso sol que se deja sentir en el desierto y en general en varias de las comunidades incluidas en la Ruta de Desierto. Por lo que se refiere a la cámara fotográfica, la cámara de video, o un buen dispositivo móvil, son también muy necesarios para capturar las mejores panorámicas que se pueden disfrutar en el marco de este paseo.

Muchas son las actividades que se pueden desarrollar en el marco de la Ruta del Desierto, por ejemplo, las caminatas, paseos a caballo, escalada en roca, excursiones de rappel, jornadas de buceo y otras diversiones relacionadas con el ecoturismo y el turismo de aventura, como el ciclismo de montaña y el campismo, aprovechando el privilegiado entorno natural que define a los lugares incluidos en la Ruta del Desierto. Los mejores hoteles para pasar la noche y los mejores restaurantes para gozar de la gastronomía local podemos hallarlos tanto en Cuatro Ciénegas y Monclova.

 

 

 

 

 

 

Escribe un comentario