Las figurillas mayas

La gran mayoría de los turistas que han visitado nuestro país, se han maravillado con la calidad artística y expresiva de las antiguas figurillas realizadas por los mayas prehispánicos. En los yacimientos arqueológicos mayas, han sido encontradas figurillas elaboradas en cerámica durante los periodos Preclásico (del 2000 a.C. al 250 d.C.) Posclásico Tardío (del 1200 al 1521 d.C.), pero especialmente durante el Clásico Tardío (del 600 al 800 d.C.). Eran tan solicitadas por los mayas prehispánicos, que se las elaboraba con molde. Incluso a una forma general, que incluía tronco, cabeza y extremidades, se le agregaban ornamentos y detalles utilizando otras técnicas de la cerámica artesanal, como por ejemplo, el pastillaje. Especialmente en lugares como Palenque y Jaina, se realizaron figurillas cuyo modelado y acabados se efectuaron utilizando la mencionada técnica del pastillaje.

Las figurillas de los mayas se depositaban en ofrendas funerarias, en sitios como Jaina en Campeche y Palenque en Chiapas. En cambio, en otros importantes centros urbanos mesoamericanos, como Comalcalco, en el actual estado de Tabasco, dichas figurillas eran utilizadas en los ritos cotidianos de los mayas y no formaban parte de las ofrendas moratorias. Según las ideas cosmogónicas de los mayas, las figurillas eran representaciones de ciertas personas y poseían una entidad similar a lo que actualmente comprendemos como alma. Tal creencia era habitual en todo el México Antiguo y por esta razón, en las ofrendas funerarias no solo se colocaban figurillas, sino también monumentos y otros objetos de cerámica a los cuales les fue retirado un fragmento, para así señalar el final de su vida útil. Esto nos indica que las figurillas mayas no eran consideradas como juguetes, ni fueron realizadas con propósito lúdico alguno.

Muchas de las figurillas mayas que han sido halladas, la mayoría de ellas trabajadas en cerámica, fueron usadas como instrumentos musicales, en la forma de flautas, silbatos y sonajas. Por lo común, el tamaño que tienen es de 20 centímetros de altura y en varias de ellas han sido halladas perforaciones, para que pudieran llevarse colgando.  Las figurillas mayas evocan a soldados, dioses, mujeres, animales y sacerdotes entre muchos otros personajes.

Dos importantes figurillas mayas son representaciones de gran expresividad y poderosa proyección estética. Una es la de la de un personaje con yelmo de ave, cuyo tocado representa a la Serpiente de la Guerra. Se localiza en el Museo de Sitio de Palenque. La otra es la figurilla de una tejedora de la nobleza.  La forma del peinado de este personaje, recortado de manera escalonada en la frente, era tradicional en las mujeres de la nobleza maya.  Esta última pieza se localiza en el Museo Nacional de Antropología, en el Bosque de Chapultepec.

Escribe un comentario