Hoteles y Boutiques

Hoteles boutique”, para algunos podría ser una idea novedosa, un sorprendente planteamiento en el ámbito de la hotelería y el turismo. Y aunque no deja de tener algo de verdad este parecer, lo cierto es que, los hoteles boutique, desde mediados de los ochenta que aparecieron en el medio turístico, no tardaron en consolidarse como alternativas de hospedaje muy agradables y de gran aprovechamiento vacacional. Pero, ¿qué los caracteriza? ¿Por qué se llaman de esta manera? ¿Qué se entiende por boutique y qué tanto tienen de “boutique” estos singulares hoteles? Eso es algo que analizaremos y comentaremos a continuación.

“Boutique” es una palabra francesa que quiere decir tienda, es decir, un local comercial de tamaño pequeño en donde se venden mercancías relacionadas con el lujo y la moda, como por ejemplo, prendas de vestir y joyería. Es un término que se comenzó a utilizar a finales de la década de 1960, aunque en las últimas décadas se ha orientado más a designar algo por completo diferente. Y así, “boutique” sería la calificación de algunos productos de nicho o producidos en series cortas, con gran estilo.

Es en esta última perspectiva como debe comprenderse lo que de boutique tienen los: son alternativas de hospedaje que enfocados a cierto público viajero, refinado y capaz de valorar las obras de arte, la comodidad, el buen gusto y la cultura. Los hoteles boutique son exclusivos y elegantes, como las antiguas boutiques francesas y tan selectos como los productos de nicho. No es extraño que al mencionar la palabra “boutique” de inmediato quede asociado a la moda y el glamour, ya que, buena parte de ello, se puede experimentar al alojarse en un hotel boutique: Es la vía perfecta para disfrutar de todas las ventajas y comodidades que nos ofrecen.

El ejercicio anterior, la tentativa de determinar qué es una boutique y los aspectos que de ella se hacen presentes en los hoteles boutique, no es algo que se quede solamente en lo teórico. Para los viajeros y turistas interesados en conocer vías de alojamiento diferentes a las convencionales, el esclarecimiento que hemos llevado a cabo, puede ser la clave para que consigan identificar los hoteles boutique de aquellos otros hoteles que no lo son, o que solo parcialmente pueden ser reconocidos de esta manera. Por lo consiguiente, vale la pena tener presente lo que hemos comentado, para quedarse un tiempo en alguno de estos atractivos hoteles.

Escribe un comentario