Zapotlán el Grande, Jalisco

Hay dos opciones principales con relación al nombre original de este hermoso sitio jalisciense. La más popular refiere que en tiempos prehispánicos, donde hoy se levanta Zapotlán el Grande, era nombrado como Tlayolán, por los indígenas del lugar. El significado de este nombre náhuatl es “Tierra de abundante maíz”. Otra versión explica que el verdadero nombre de este pueblo era Tzapotlán, nombre que alude a “Tierra, abundante en zapotes, calabazas y maíz”.

Como quiera que sea, esta comunidad jalisciense, a lo largo de su historia, ha recibido diferentes nombres, entre ellos Santa María de la Asunción de Zapotlán, el cual le fue dado por fray Juan de Padilla, al poner a la población bajo el amparo de la Virgen. Y si bien durante mucho tiempo también fue llamada como Ciudad Guzmán, a finales de los noventa recuperó oficialmente su nombre de Zapotlán el Grande.

Qué visitar en Zapotlán el Grande

Sin duda que una de las particularidades de Zapotlán el Grande, es la de ser cuna de personalidades ilustres y valiosas. Por ejemplo, allí nacieron el muralista José Clemente Orozco y el gran escritor Juan José Arreola.

El centro histórico de este pueblo, se distingue por estar aportalado y contar con un bello quiosco. En la cúpula de este último, se observa una réplica de la obra titulada “El hombre en llamas” creada por el artista Vicente Graciano Rocha. La obra original se encuentra en el Instituto Cultural Cabañas de Guadalajara.

El Palacio Municipal de Zapotlán el Grande también cuenta con un tesoro artístico. En las escaleras de este edificio, los visitantes pueden admirar una escultura realizada en honor a José Clemente Orozco. En esta representación simbólica, el famoso muralista aparece con tres cabezas. Se trata de una composición escultórica de Ramón Villalobos Castillo.

También oriunda de Zapotlán el Grande fue Consuelito Velázquez, compositora de la popular canción “Bésame Mucho”. Una placa conmemora su natalicio en una casa del Portal 5 de mayo. Por su parte, en el cercano Hotel Zapotlán, abierto en 1924, durmió alguna vez Venustiano Carranza.

Otro lugar recomendable de conocer en Zapotlán el Grande es la Casa Taller Literario Juan José Arreola.
Allí habitó alguna vez el talentoso autor de “Confabulario” y por ello se exhibe una muestra fotográfica enfocada a su vida. También se exponen, en lo que fuera su estudio personal, diversos objetos de enorme valía: como su clásico capote y su sombrero, sus bastones, un ajedrez eléctrico y algunos manuscritos de este gran maestro.

Cómo llegar a Zapotlán el Grande

Si se viaja en automóvil con destino a Zapotlán el Grande, lo mejor es utilizar la carretera federal 110, con rumbo a Mazamitla.

Información relevante acerca de Zapotlán el Grande

Con respecto a las artesanías del lugar, allí se elaboran velas, huaraches, objetos tallados en madrera, figurillas en cerámica, mármol y hierro forjado. En lo tocante a la gastronomía de Zapotlán el Grande, destacan platillos como el pozole, cuachala, birria, picadillo, barbacoa, sopa de pan y el chile de uña. Las bebidas tradicionales de este pueblo jalisciense son el ponche de granada y el ponche de frutas de la región. De entre los edificios más recomendables de visitar en Zapotlán el Grande hay que mencionar: el templo mayor, el convento, el Templo de San Antonio, el de San Pedro, el Santuario de Guadalupe y el Templo de la Tercera Orden, entre muchos otros.

Actividades a realizar en Zapotlán el Grande

Como complemento a una vista a este bello pueblo, se aconseja conocer el Parque Ecológico Las Peñas. Es un agradable bosque de pequeñas dimensiones, que cuenta con senderos perfectamente señalizados que detallan su nivel de dificultad para ser transitados. En el Parque Ecológico Las Peñas se puede practicar el rappel, la escalada en roca, el trekking, o sencillamente la contemplación de los ecosistemas del lugar. Cuenta con gratas terrazas techadas en donde reposar.

Otro atractivo sitio cercano a Zapotlán el Grande y también enfocado al ecoturismo, es la laguna. En ella es propicia la práctica de la pesca y otras actividades recreativas similares. También resulta interesante por ser el hogar de numerosas especies de pájaros y un santuario de aves migratorias, peces, mamíferos, anfibios y reptiles. Por último, recomendamos mucho degustar platillos típicos, en el restaurante que se localiza en la laguna.

Escribe un comentario