Paraísos escondidos de México

Por paraíso, uno referirse a un ámbito transparente, una laguna recién descubierta o una playa virgen. No obstante, también puede comprenderse, como un pueblo típico, aislado de las grandes ciudades, o bien, una villa, separada de las carreteras, llena de magia y tradiciones ancestrales.  En lo que sigue, te mencionaremos algunas opciones en el territorio nacional, en donde hallar materiales para construirse, cada uno, su paraíso turístico particular.

Puerto Escondido, Baja California

Ubicado en las proximidades del Mar de Cortés y en el interior del Parque Nacional Bahía de Loreto, tiene una cautivadora belleza.  Puerto Escondido, cuenta por un lado, con el importante paisaje de la Sierra de la Giganta y por el otro el vasto mar. En este sitio, se puede practicar el kayak, la exploración de las islas de este parque natural, la pesca deportiva y el aislamiento de ballenas. Se recomienda visitar Puerto Escondido en el invierno, por el grato ambiente que crean los turistas estadounidenses y canadienses que lo visitan, en los últimos meses del año.

Playa El Volador, Jalisco

Si bien, este sitio hermoso se localiza en la conocida Bahía de Banderas, únicamente se puede acceder a la Playa El Volador, por medio de un barco.  Por ello, se proyecta como un lugar enigmático y puro.  Desde Playa El Volador se pueden visitar las Islas Marietas, con sus numerosos pájaros bobos y ballenas en sus alrededores. Por otro lado, allí se organizan paseos en frondas con tirolesas, excursiones a la jungla y al pueblo pesquero de Yelapa.  Ya sea que se viaje con amigos, o sin compañía, este paraíso mexicano es una garantía para el esparcimiento o la relajación.

Laguna de Atezca, Hidalgo.

Se trata de una pequeña pero irresistible laguna, cuyos alrededores rebosan de bosques coníferos, justo en el corazón de la sierra hidalguense, no muy lejos de la Barranca a Metztitlán. De tan pequeña que es, la Laguna de Atezca puede rodearse a pie, en un grato paseo.  También alquilan lanchas de remos, los sábados y domingos.  Cerca de esta laguna, se encuentra el bello pueblo de Molango, con construcciones de tejas rojas y  la valiosa Parroquia y Ex Convento de Nuestra Señora de Loreto, edificados en 1546.  Les recomendamos acampar en las orillas de la Laguna de Atezca, por ser una experiencia única de paz y hechizo silvestre.

Tapijulapa, Tabasco.

De entre los pueblos mágicos, menos mencionados, se encuentra ésta comunidad tabasqueña.  Se localiza entre los ríos Amatán y Oxolotán, en un entorno de ceibas y amates. Destaca por su deliciosa comida típica, de raíces prehispánicas, sus bellos edificios coloniales y algunas interesantes tradiciones locales. No te pierdas en Tapijulapa, el Templo y Ex convento de Santiago Domingo de Guzmán, la Iglesia de Santiago Apóstol, el Parque Villa Luz y la Reserva ecológica Kolem jáa.

Más información en: http://www.pueblosmexico.mx/

Escribe un comentario