La misteriosa ciudad prehispánica de Tamoanchan

Tamoanchan es un sitio mítico, semi – paradisiaco mencionado por las culturas prehispánicas mexicanas, especialmente del periodo posclásico. La palabra Tamoanchan, en sus raíces, no es náhuatl, sino más bien huasteca, por su relación con el vocablo Timoancán. Ahora bien, Tamoanchan se pierde en el misterio porque algunos la asocian con la cultura olmeca, para muchos la cultura madre del universo mesoamericano.

De igual manera, también es factible que la gran Teotihuacán fuera el sitio que posteriormente fue asociado con la mítica Tamoanchan, por los aztecas. De acuerdo a sus posibles raíces mixtecas, el vocablo Timoancán parece originario de la lengua maya de la Huasteca y su significado es “lugar de serpientes” o “montaña de serpientes”. Los aztecas también nombraban a Tamoanchan como Xochitlicacan, o Xochitlalpan, esto es, “Tierra de las Flores”.

De acuerdo a sus raíces etimológicas, la mítica ciudad de Tamoanchan, en maya, refiere al “lugar del gavilán serpiente” “ta” lugar, “moan” gavilán y “chau” serpiente. En idioma téenek Famanchan es el “sitio del árbol del inframundo”. “Ta” lugar, moan, gavilán (ave del inframundo) “che,”, árbol, “cha” casa o lugar. Finalmente, en el ámbito náhuatl Tamoanchan  sería “la morada del descenso” “Tamoa” descenso “an” donde y “chan” casa.

De acuerdo a diferentes mitos precolombinos, se trata de un verdadero paraíso, en donde habitan distintos dioses, pero además, en Tomoanchan fue inventado el pulque y creado el ser humano.

Se cuenta que Tomoanchan sestaba ubicado “en la cima de los trece cielos” o bien “encima de todos los vientos y los nueve cielos”. Tomoanchan guarda una estrecha vinculación con Tlalocan, otro de los paraísos aztecas o bien, acaso es el mismo, de acuerdo a algunos estudiosos. Para estos últimos Tomoanchan no sería más que el árbol florido y mágico “el Xochitlicacan) en el interior del Tlalocan: el árbol de la vida o Tonacacahuitl.

Algunos de los mitos principales de Tamoanchan, se refieren a un lugar, donde vivía la diosa Xochiquetzal, la protectora de las madres no casadas, del amor y la belleza. Pero Tomoanchan también parece referirse al sitio donde crece Xochitlicacan, un árbol lleno de flores, cuyos pétalos tenían la propiedad de transformar a quienes lo tocaran en un enamorado fiel. Pero estaba vedado cortar estas flores por los dioses. En cierta ocasión el árbol se trozó y las flores comenzaron a sangrar.

Otro importante mito, se refiere a Tomoanchan como el sitio al que el gran Quetzalcóatl y la diosa Quilaztli depositaron los huesos sagrados con los que se forjaron los primeros seres humanos.

 

 

 

 

Escribe un comentario