Algunos atractivos de Bahía de Chetumal

La Bahía de Chetumal es un sitio fascinante que esconde muchos atractivos de gran belleza. Lagunas costeras, ínsulas y manglares, perfilan el ambiente de un lugar de gran sortilegio silvestre. Viajar a Bahía de Chetumal y conocer un hermoso balneario con restaurantes de platillos del mar, vestigios coloniales y prehispánicos, diversas riquezas ecoturísticas y algunos de los paisajes más atractivos del sur del país. Anímate a explorar la Bahía de Chetumal y déjate llevar por su singular magia.

Algunos de los puntos turísticos más recomendables de Bahía de Chetumal se ubican muy cerca de la capital del estado de Quintana Roo. Por ejemplo, Calderitas, puede ser considerado casi como parte de Chetumal. Puede ser comparado a lo que fue alguna vez Boca del Río para Veracruz: un lugar apacible para degustar exquisitos mariscos y contemplar cautivantes paisajes marinos. Los recomendables restaurantes de Calderitas, ofrecen además, diversos platillos a base de pulpo, langosta, caracol, camarón y otros productos del mar. Por otra parte, Calderitas también se proyecta como un divertido balneario. Ciertos tramos de su costa se han acondicionado a manera de playa artificial, por medio de la acumulación de sacos de arena. Mucha gente aprovecha estos espacios para refrescarse nadando, tomar el sol, navegar en kayak o en lancha.

Además, en Calderitas también se puede rentar una embarcación y hacer un recorrido la isla de Tamalcab, la cual se localiza a tan solo un par de kilómetros de la costa. Es una ínsula de apenas 9 kilómetros en donde habitan diversas especies como coatí, mono araña, águila pescadora y otras más. Las aguas colindantes a la Isla Tamalcab, son de lo más aprovechables para la práctica del esnórquel.

Otra recomendación relacionada con la Bahía de Chetumal, es Laguna Guerrero, un poblado cercano en donde se puede disfrutar de un cuerpo de agua hermoso, que se extiende por casi 10 kilómetros. En el lugar existe un interesante centro de conservación animal, que se dedica a protección de un curioso manatí llamado “Daniel”. Además de conocer la historia y hábitos de vida del manatí Daniel, los responsables del lugar nos ofrecen valiosas referencias acerca de esta especie de mamíferos marinos y los esfuerzos que se hacen en la región para preservarlos. No lejos de Laguna Guerrero, podemos visitar Raudales, el cual es un paraje encantador de la laguna Guerrero. En este sitio existen áreas para acampar, buenos restaurantes y lugares para rentar kayaks y lanchas.

Escribe un comentario