Templo de San Francisco, San Luis Potosí

La admirable Iglesia de San Francisco se localiza en la zona central del Jardín Guerrero, en el centro mismo de la capital potosina. La construcción del templo y su convento anexo, comenzó en 1591, y ambos fueron objeto de una completa remodelación en el siglo XVIII. La fachada de este edificio sacro exhibe un estilo barroco y está elaborada con cantera. En su nicho central, se puede contemplar una escultura de San Francisco de Asís y en el interior se atesoran varias pinturas y esculturas de artistas como Miguel Cabrera y Antonio Torres. También destaca un gran órgano tubular que fue construido en las postrimerías del siglo XVIII.

Una de las secciones más valiosas de esta iglesia es su sacristía, cuya construcción también data del siglo XVIII. Es uno de los tesoros turísticos más recomendables de San Luis Potosí, tanto en lo que se refiere a su arquitectura, como por las esculturas, composiciones pictóricas y el mobiliario antiguo que posee. Cuando se viaje a la capital del estado potosino, es imperdible darse un tiempo para conocer este magnífico edificio, por sus valores estéticos, históricos y culturales.

Qué visitar en el Templo de San Francisco

Sin lugar a dudas, el Templo de San Francisco es una verdadera joya del barroco mexicano. Para el patrimonio arquitectónico de la ciudad de San Luis Potosí, se constituye en un acervo que motiva gran orgullo. En términos históricos nos ofrece una muestra de la tarea evangelizadora que llevaron a cabo los franciscanos en esta zona del país. Los frailes franciscanos recorrieron, en su afán de difundir las doctrinas católicas y un deseo civilizador, buena parte de los estados de San Luis Potosí, Zacatecas, Durango, Jalisco, Chihuahua, Coahuila, Tamaulipas y Nuevo León.

En 1588, ellos construyeron la ermita donde actualmente se localiza la Universidad, sin embargo, después se trasladaron a sitio donde edificaron el Templo de San Francisco y un convento anexo, en los últimos años del siglo XVI. Los trabajos de construcción se desarrollaron desde 1689 a 1692; la torre de la iglesia, por su parte, fue finalizada en 1709 y posteriormente renovada completamente en 1779. Por otro lado, la portada se realizó en el periodo entre 1711 y 1712 y la torre chica fue concluida en 1762. El Templo de San Francisco fue tomado como modelo, para la mayoría de las construcciones sacras que aparecieron posteriormente en el estado de San Luis Potosí, en especial en lo que se refiere a su portada, la cual, algunos especialistas en arte religioso e historia regional, califican como una de las mayores hazañas del barroco mexicano.

La fachada del Templo de San Francisco merece ser observada con detenimiento, para disfrutar así de su proyección barrocam sus columnas de tipo dórico, y su par de nichos, en uno de los cuales aparece San Buenaventura y en el otro San Francisco.

Cómo llegar al Templo de San Francisco

Para llegar a la ciudad de San Luis Potosí, desde la Ciudad de México, hay que tomar la carretera a Querétaro y cruzar por san Juan del Río. Poco antes de llegar a la capital queretana se debe tomar el libramiento a la carretera de cuota a San Luis Potosí. Luego hay que seguir por la carretera 57, cruzar algunas comunidades de Guanajuato, como San José Iturbide y San Luis de la Paz y después, otras del propio estado potosino, como Santa María del Río, antes de llegar finalmente a la ciudad de San Luis Potosí.

Información relevante acerca del Templo de San Francisco

En el interior del Templo de San Francisco, aparece un bello candil, justo debajo de la cúpula. Tiene forma de barco y está conformado de prismas que hacen par con los del Santuario de Guadalupe. Por otra parte, recomendamos conocer la Sacristía del Templo de San Francisco, ya que se considera como la más hermosa de la ciudad. Expone una unidad perfectamente armónica con los elementos estéticos que la engalanan: las pinturas, esculturas y su planteamiento arquitectónico.

Actividades a realizar relacionadas con el Templo de San Francisco

Tras finalizar una visita al Templo de San Francisco, recomendamos dar un recorrido nocturno por la ciudad de San Luis Potosí, para así contemplar el espectáculo que nos propone la iluminación de la capital. Todo parte del Plan Maestro de Iluminación Urbana y Arquitectónica que se implemento desde hace algún tiempo en la capital potosina. Gracias a ello, los turistas pueden contemplar las torres y cúpulas de la ciudad tan resplandecientes como si fueran estrellas, en un atractivo único en toda América Latina.

Escribe un comentario