Río Escanela y El Jabalí, Querétaro

En el corazón de la Sierra Gorda en Querétaro, existen diversas opciones ecoturísticas y de turismo de aventura que merecen ser conocidas y disfrutadas a plenitud. Se trata de Río Escanela y El Jabalí. En los márgenes del Río Escanela, se localiza el campamento Peña de la Gloria y es un sitio privilegiado para contemplar las aguas turquesa de esta corriente, así como también, sus preciosas inmediaciones. El campamento Peña de la Gloria se encuentra cerca de un puente que nos lleva al pueblo del mismo nombre. En este tramo, el río avanza por entre un tranquilo bosque integrado por nogales, encinos y otras especies de árboles. Quien pasea por estos senderos puede avistar diferentes variedades de aves, como mirlos, trogones y a veces, guacamayas.

Las aguas del río Escanela son sumamente cristalinas, aunque, cuando se acumulan en alguna poza, adquieren el tono turquesa que hemos comentado. Se pueden tomar refrescantes baños en el río, por ejemplo, enfrente del campamento Peña de la Gloria. No obstante, lo mejor de esta corriente queretana se localiza aguas arriba, donde por lo general hay menos gente y el entorno se manifiesta de maneras sorprendentes: poéticos remansos debajo de álamos susurrantes, vastas piletas naturales, como las que se forman en el cañón de la Angostura, o las cautivantes cascadas en la cueva del Puente de Dios.

Y como el río Escanela prosigue mucho más allá, uno tiene la posibilidad de escoger el paraje que más nos agrade, para gozar de él, durante todo el tiempo que uno decida.

En lo tocante a El Jabalí, es un lugar perfecto para los aficionados a la velocidad y el turismo de aventura. Se trata de un campamento en donde se practican trepidantes recorridos en cuatrimoto, por entre paisajes boscosos y semidesérticos. El Jabalí se ubica en lo más profundo del cañón de El Plátano, en los márgenes del río Extoraz. El sitio es bastante impresionante, por los altos cerros adosados al cañón y la corriente del río. Y si bien el ambiente en donde se levanta el campamento es más bien árido, en las cercanías hay gratos bosques de encinos y pinos.

Existe cierta controversia por el hecho de transitar en cuatrimoto por ambientes tan valiosos desde un punto de vista ecológico. Por lo tanto, recomendamos optar por los caminos de terracería, para explorar esta región en cuatrimoto, y no alterar las áreas de matorrales y el lecho del río.

Escribe un comentario