Fin de semana en el Museo de Ripley

La Ciudad de México aguarda a los visitantes de otros estados de la república y de otras naciones del mundo, con un sinfín de cosas interesantes y sorpresas turísticas. Es una metrópoli que combina modernidad con tradición, al grado que, asombra muy gratamente a todos aquellos que la visitan. En este destino turístico, vasto y dinámico, existen muchas alternativas para pasar paseos de fin de semana increíbles, al gusto de todos sus visitantes. Lo mejor de todo es que existen opciones de diversión y descanso, muy variadas en la Ciudad de México, para un paseo de fin de semana. En seguida les recomendaremos visitar el Museo de Ripley el fin de semana.

Al llegar se observa un pequeño castillo, colindante con la mansión del Museo de Cera. Al ingresar al recinto, lo primero que llama la atención de este museo de cosas asombrosas es el esqueleto de ballena prehistórica que cuelga desde el techo. Luego tenemos una gran moneda china de la buena suerte, la colosal llanta de un tractor, una gárgola vigilante y una vieja carroza de color negro.

Este sorprendente castillo de la Colonia Juárez no se agota en sus posibilidades de sorpresas. Construido en honor del caricaturista y coleccionista de lo fantástico, Robert LeRoy Ripley, este museo de la Ciudad de México, ofrece interesante información acerca de eventos extraordinarios en todo el mundo. Conocer el caso del hombre que nació con un cuerno de 30 centímetros; a la persona más delgada del mundo, al hombre más pequeño del planeta y asombrosas costumbres y modos de vida de los cinco continentes.

El Museo de Ripley es a final de cuentas un sitio en el que chicos y grandes van a pasar una tarde muy grata el fin de semana. Todos los visitantes quedan sorprendidos con los objetos que allí se exponen. En última instancia, este increíble recinto museístico de cosas raras ayuda a que los pequeños vayan tomándole gusto a los museos en general. La dirección del Museo de Ripley es Londres número 6, en la Colonia Juárez. Tiene un módico costo de acceso, aunque niños, maestros y estudiantes tienen descuento. El horario del museo es de las 11 de la mañana a las 7 de la noche, de lunes a domingo. Como complemento por supuesto, recomendamos visitar el Museo de Cera, mismo que se encuentra en un edificio vecino.

Escribe un comentario