Fin de semana culinario en el Edo Mex

 

Es sorprendente la gran diversidad de especialidades tradicionales que pueden degustarse en el territorio mexiquense. En específico en el área suroriente de esta entidad de la República Mexicana, los visitantes pueden encontrar varias sorpresas gastronómicas. Por lo tanto, para quienes se decidan a llevare a cabo un paseo de fin de semana por comunidades y municipios mexiquenses para degustar sus platillos típicos, en lo que sigue les daremos algunas valiosas recomendaciones. Guisos exóticos y especialidades de exquisito sabor nos esperan en cada fin de semana culinario en el Estado de México. Saborear las mejores creaciones de las cocinas locales del Estado de México es una manera de adentrarse a la esencia misma del centro de nuestro país.

Como muestra de lo anterior, tomemos el caso de Ixtapaluca. Y aunque allí también se ha hecho sentir la influencia de las cadenas estadounidenses o chinas de restaurantes, todavía se incluye en el menú cotidiano de los habitantes del lugar, especialidades como la barbacoa, las carnitas, los tlacoyos, las gorditas, las conservas de frutas, nopal o chile y el café de olla.

Después tenemos a Chalco, en este municipio del Estado de México, los viajeros de fin de semana hallarán carnitas de puerco preparadas al estilo Chalco, deliciosos mixiotes de carnero y grato queso fresco. En las calles de esta parte del Estado de México, es habitual encontrar puestos callejeros en donde se sirven tamales, elotes hervidos, quesadillas, tlacoyos y deliciosas frutas con nieve. Para quienes deseen comer algo más internacional, en el centro de Chalco hay estupendos restaurantes donde se sirven especialidades de la cocina mundial.

No lejos de Chalco, al oeste, tenemos a Valle de Chalco Solidaridad. En esta zona los viajeros de fin de semana hallarán un auténtico caleidoscopio culinario, en buena parte por la variada procedencia de los lugareños. Y así, allí pueden degustarse deliciosos tamales oaxaqueños o veracruzanos, chicharrón en salsa verde o roja, carne de puerco acompañada de huajes, mole amarillo, cochinita pibil, y mole poblano, negro, amarillo o de olla. En esta zona del Estado de México, también aparecen bares muy agradables donde se sirven bebidas nacionales y extranjeras.

Otra opción en esta ruta gastronómica en el Estado de México, para emprender el fin de semana es Tlalmanalco, en donde se preparan especialidades como el conejo, la sopa de médula, las parrilladas de carne asada y los chiles rellenos de queso.

 

 

 

Escribe un comentario