Destinos asombrosos en México no invadidos por turistas

México, un país lleno de bellezas naturales, está lleno de lugares espectaculares que visitar más allá de los más populares. Con más de 5700 millas (9330 km) de costa, no todo está formado por zonas turísticas populares como Acapulco, Cancún y la Riviera Maya.

Hay algunas encantadoras ciudades que no están llenas de turistas y que han conservado su cultura local ofreciendo una visión más relajada de la vida ya que para muchos, los sueños comienzan en México. Así que, te invitamos a que no programes un viaje a Cozumel o Puerto Vallarta, y te dirijas a uno de estos siete lugares impresionantes en México que aún no están invadidos por turistas (¡todavía!).

1. Manzanillo

A pesar de que es una ciudad turística y un importante puerto de embarque, Manzanillo sigue siendo una joya escondida. Situado en el lado del Pacífico de México, tiene dos bahías con playas impresionantes. Además de gente tranquila y amigable, el área exuberante tiene volcanes activos e inactivos, plantaciones de bananos y sitios fantásticos para pescar. Aunque la ciudad ve a muchos turistas anualmente, se las arregla para conservar un auténtico ambiente mexicano, especialmente si los viajeros lo visitan durante los meses de temporada baja. Así que coma un delicioso ceviche, compre en los mercados de fin de semana y haga snorkel en las playas de Manzanillo disfrutando de un ambiente natural y no atestado de turistas.

2. San Agustinillo, Oaxaca

La costa del Pacífico del Estado de Oaxaca tiene hermosas playas, muchas de ellas vírgenes. El pequeño pueblo pesquero de San Agustinillo, está ubicado entre las playas algo más conocidas de Zipolite y Mazunte. Esta playa tiene arena dorada y agua azul clara. Las olas pueden ser fuertes, pero generalmente son menos fuertes que las de las playas vecinas. Se ofrecen excursiones en barco para ver la vida marina, incluidas las tortugas marinas en la reserva natural de Escobilla y los cocodrilos en Playa Ventanilla.

3. Guanajuato

Guanajuato, ciudad declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, se encuentra en el centro de México, a unos 75 minutos en automóvil al este de León. La ciudad fue fundada en 1559 y debido a las minas de la zona, fue una vez uno de los principales productores mundiales de plata. Hoy en día, el encantador lugar está lleno de casas coloridas, calles empedradas y edificios de la época colonial; Los viajeros también encontrarán artistas callejeros en las plazas y muchos estudiantes de la ciudad en los bares y restaurantes. En cuanto a la cultura, el popular Festival Cervantino anual de Guanajuato (llamado así por el autor del “Don Quijote”) reúne a un gran número de artistas y hay varios museos excelentes en la ciudad. A pesar de que carece de las hermosas playas por las que se conoce a México, tiene un ambiente vibrante y auténtico que hace que valgan la pena pasar unos días de vacaciones.

4. Yelapa

Yelapa, es una pequeña ciudad costera con capacidad para 2.000 personas, se encuentra a 45 minutos en bote desde el puerto turístico de Puerto Vallarta. Los viajeros no encontrarán iglesias centenarias ni hoteles de cinco estrellas, pero la encantadora ciudad ofrece una escapada aislada. Se encuentra en una cala de la séptima bahía más grande del mundo, Bahía de Banderas, y está rodeada por una densa jungla. No hay carreteras ni coches; no aviones. El destino de bajo perfil es perfecto para aquellos que buscan realmente alejarse del ajetreo y el bullicio. Sólo asegúrate de elegir un hotel con vista al mar.

5. Cuastecomates

A 40 minutos en auto al noroeste de Manzanillo, Cuastecomates es una ciudad pequeña y tranquila en el Estado mexicano de Jalisco. Solo hay un hotel a lo largo de su bahía aislada, con varios restaurantes y bares económicos que lo rodean. La larga playa de arena y las exuberantes laderas que se extienden a lo largo del agua crean un entorno precioso (las puestas de sol son increíbles en Cuastecomates). Es un destino ideal para familias que desean estar inmersas en el entorno local, y la zona es frecuentada por visitantes mexicanos, más que turistas internacionales. Quienes llegan a Cuastecomates en auto, pueden explorar ciudades más vibrantes como Melaque (a 10 minutos en auto) o Barra de Navidad (a 15 minutos de distancia).

6. Sayulita

Otra ciudad de la costa del Pacífico, Sayulita es un pueblo costero de aproximadamente 4,000 habitantes, ubicado a una hora en automóvil al norte de Puerto Vallarta. La pintoresca ciudad es más conocida entre los surfistas por sus suaves olas que son perfectas para los principiantes, lo que ha hecho que tenga un ambiente hippie. Hay docenas de restaurantes y bares, tiendas de surf y boutiques; los visitantes pueden probar el tequila local, comer tacos de pescado y montar algunas olas. Sayulita no tiene las playas más bonitas de la zona, pero su ambiente relajado y rústico es ideal para los viajeros que buscan pasar sus días en una tabla de surf.

7. Isla Holbox

En la costa norte de la península de Yucatán en México, la Isla Holbox es un destino aislado conocido por sus aguas ideales para los principiantes de kiteboard. Hay pocos autos en la isla. Los locales y los visitantes se desplazan en bicicleta o en carritos de golf. Además de la atmósfera discreta, la mayoría de las opciones de hoteles aquí son en realidad hostales, aunque hay un puñado de opciones de lujo junto a la playa.

Una de las experiencias únicas de este destino es nadar con tiburones ballena.

Escribe un comentario