Semana Santa en México

La Semana Santa se celebra prácticamente en todas las poblaciones y ciudades mexicanas, y si bien comprende una serie de rituales católicos bien definidos, en cada comunidad se vive de una manera diferente, de acuerdo a los hábitos de vida y el entorno que allí se tenga.

Año con año millones de fieles en México, esperan con ansiedad la llegada de la llamada Semana Mayor, para conmemorar la pasión y muerte de Jesucristo. No obstante, también por tratarse de uno de los periodos vacacionales más relevantes, mucha gente aguarda con interés la llegada de la Semana Santa, en especial si se tienen planes de visitar alguno de los encantadores destinos turísticos de nuestro país.

Procesiones masivas, graves ceremoniales, penitentes marchando parsimoniosamente y realizando su penitencia ante la consternada multitud. Canticos, rezos, colorido y frecuentes visitas a las hermosas parroquias y catedrales de nuestra nación, son parte de lo que incluye la celebración sacra de la Semana Santa.

Para quienes tengan la intención de vivir e incluso participar en estas importantes celebraciones, en alguno de los estados de la república, recomendamos especialmente dos sitios en específico. El primero es Taxco, la ciudad guerrerense también famosa por sus artesanías de plata; el segundo, el Distrito Federal, en la delegación Iztapalapa, famosa por su representación de la Pasión de Cristo.

Ahora bien, en el caso del interés que despierta la Semana Santa como oportunidad vacacional, hay que hacer algunas pertinentes recomendaciones. Por el hecho de que mucha gente sale de sus ciudades y pueblos de origen para aprovechar este periodo de asueto, ciertos destinos turísticos de pronto pueden llegar a abarrotarse. Tal es el caso de Acapulco, en el caso de los destinos de playa o bien, Oaxtepec, para las personas que deciden visitar algún balneario.

Por lo anterior, si se piensa aprovechar la Semana Santa de una manera lúdica, una buena recomendación es gozar del sitio donde uno reside, aprovechando la salida de los demás vacacionistas. Como muestra, tenemos a la Ciudad de México. Durante las vacaciones de Semana Santa una parte de la población decide no viajar y en cambio visitan los mejores lugares de la capital del país, ahora sin tanta gente, sin tantos coches y sin tanta contaminación.

Como quiera que sea, el periodo de asueto de la Semana Santa, siempre será vivido intensamente vacacionando en México.

Escribe un comentario