Hoteles Balnearios

Los hoteles balnearios están diseñados para el descanso pero también, para la diversión total de los viajeros y turistas. En nuestro país, en cada estado, existen numerosos negocios que manejan este concepto. Pero para comprender a ciencia cierta cuán recomendables y satisfactorios resultan los hoteles balneario, en lo que sigue mencionaremos algunas de sus características, lego comentaremos algunas de sus ventajas con relación a otras alternativas de alojamiento y finalmente, cuales son algunos de los mejores hoteles balneario de muestra nación. En realidad, estamos ante una opción de hospedaje que no le pide nada a los hoteles boutique y los hoteles spa, para el caso de ofrecer el mejor servicio a los viajeros.

Dos ejemplos de hoteles balnearios de gran calidad en el territorio mexicano, son el Hotel Balneario San Juan Cosalá y el Hotel Balneario La Ribera. El primero se localiza en Jocotepec, en el estado de Jalisco. Además de ser un eficiente hotel familiar tiene 2 albercas bajo techo, 5 albercas descubiertas, servicio de spa con muchos tratamientos disponibles y algunos de ellos para disfrutar junto a la piscina. Lo mismo sucede con el bar local. Las habitaciones del Hotel Balneario San Juan Cosalá, tienen balcón amueblado con vista hacia las montañas, al jardín o al patio. Por si fuera poco tienen bañera, señal de internet inalámbrico y un minibar.

Por lo que se refiere al segundo, el Hotel Balneario La Ribera, se ubica a solo una hora de la Ciudad de México. Está localizado en un entorno de manantiales naturales, vegetación profusa y un delicioso clima tropical. Es un lugar que ofrece a los visitantes un esplendoroso paisaje, y un grato descanso en un área ecológica de primer nivel. Los jardines de este maravilloso rincón de Tequesquitengo, en el estado de Morelos, cuentan con árboles frutales. Es una delicia alojarse en este hotel y gozar, de paso, de los tres manantiales de agua mineral que lo tornan imperdible.

Los hoteles balnearios abren nuevas posibilidades para el negocio de la hotelería. Además de ofrecer una vía de alojamiento convencional, estos centros turísticos se esfuerzan en colmar las necesidades de los visitantes, con diferentes medios de esparcimiento y descanso. Así también, los hoteles de otros giros y los prestadores de servicios de los diferentes destinos, se van viendo obligados a mejorar su labor frente al público, lo cual, en última instancia, beneficia al gremio turístico. Por ello aconsejamos mucho apoyar la iniciativa de los hoteles boutique.