Visita el Castillo de Chapultepec el fin de semana

Con el señorío del Palacio Nacional, la icónica presencia del Ángel de la Independencia y la noble estampa de la ciudad prehispánica de Teotihuacán, así se perfila el Castillo de Chapultepec. Es uno de los lugares que de la misma manera no pueden dejar de conocer, tanto turistas como capitalinos.

Además, esta monumental construcción es la sede del Museo Nacional de Historia, con una serie de colecciones acerca de importantes periodos del pasado mexicano. Por otra parte, acudir a este formidable castillo, es un pretexto de lujo para gozar del tradicional Bosque de Chapultepec, otro de los referentes culturales y turísticos de la Ciudad de México. Veamos cuales son los aspectos más importantes del lugar que les recomendamos.

El Castillo de Chapultepec es la construcción con mayor historia en nuestra nación. Ha sido escenario y testigo de importantes eventos en el pasado mexicano. Cuenta con una gran colección de objetos y documentos que nos exponen valiosa información acerca de las etapas históricas de México, a partir de la Colonia.

En 1780 el virrey Matías Gálvez comenzó la construcción de una residencia en lo más alto del Cerro del Chapulín, a la postre el edificio fue la sede del Colegio Militar. Durante la ocupación estadounidense del territorio mexicano, en 1847, el Castillo fue uno de los últimos baluartes, que defendieron la caída de la ciudad. Años después, Maximiliano de Habsburgo estableció allí se residencia, fascinado por las hermosas vistas del Valle de México que allí se tenían.

Posteriormente, el Castillo fue la residencia de varios de los mandatarios de nuestro país, hasta que Lázaro Cárdenas decidió donarlo al país, para transformarse en el museo que es actualmente, uno de los tres más importantes recintos museísticos de México.

El Castillo de Chapultepec es la sede perfecta para el Museo Nacional de Historia, el segundo más importante del país, solo después del Museo Nacional de Antropología, también en el Bosque de Chapultepec. Explorar sus diferentes salas, conocer importantes datos acerca de varios de los protagonistas de la historia mexicana y contemplar una de las mejores vistas de la Ciudad de México desde su cima, es una vivencia realmente inolvidable para los visitantes.

Para llegar al Castillo de Chapultepec, se debe utilizar Paseo de la Reforma, Circuito Interior o bien, Avenida Constituyentes. Las estaciones del metro más próximas son Chapultepec y Auditorio. La primera de ellas tiene un acceso directo al Bosque de Chapultepec.

Escribe un comentario