Villa Talea Castro, atractivo pueblo oaxaqueño

Talea de Castro es una comunidad en donde el idioma y el ritmo de vida son plenamente zapotecos. Esta población se asienta sobre la ladera de una pendiente, en la Sierra Juárez, perteneciente a la impactante Sierra Norte de Oaxaca. “Talea” es una palabra que significa “ladera con patio” y deriva de los vocablos zapotecas “Ta’a”, que significa “ladera” y “Le’a” que quiere decir “patio”. Se trata de la cabecera de in municipio que abarca unos 54.86 kilómetros cuadrados, esto es, el 0.06 por ciento de la extensión territorial de todo el estado.

Geográfica y ecológicamente, Villa Talea de Castro, ofrece muchos aspectos interesantes para los turistas. Las montañas de mayor relevancia en este municipio oaxaqueño son la de Yji’a, el Arenal, el Picacho y el Mogote. Por lo que se refiere a las principales vertientes de Talea, tenemos al río Santa Gertrudis, río de la Cantera, río de Yalaku y el río de la Cal.

Estamos ante un entorno de gran belleza silvestre, de vegetación profusa y siempre verde. Algunas flores típicas de la región son la gladiola, la orquídea, la magnolia, el alcatraz y la Cempazuchitl. Por lo que se refiere a los árboles, destacan el pino, el encino, el fresno, el cedro y el madronio. Pero quienes exploren los rincones naturales de Villa Talea Castro también tendrán la oportunidad de descubrir la riqueza de su fauna, definida por especies como el zopilote, venado, tejón, armadillo, coyote, ciervo, mapache, iguana, lagartija, garza, gavilán y murciélago.

Por lo que se refiere a las fiestas populares de este pueblo del estado de Oaxaca, hay que destacar la que se realiza el tercer domingo de enero, cuando se celebra al dulce nombre de Jesús. También importantes son, la fiesta patronal de San Miguel Arcángel, el 29 de septiembre y la del 15 de mayo, en honor de San Isidro Labrador.

Villa Talea Castro o San Miguel Talea, aparece en el área denominada como “Los Pueblos del Rincón”, un espacio de cosecha cafetaleras e indígenas zapotecas que han sabido preservar sus costumbres, como es el caso de sus danzas tradicionales: la de los negritos, la de Santiago, de los moros, de la conquista, la de la florecita y la de los tehuanos.

No hay que olvidarnos de su rica gastronomía, la cual incluye delicias como el mole negro, el caldo de res, de puerco o de pollo, los tamales de elote, el pozonque, y dulces de papaya, chilacayota y calabaza.

Escribe un comentario