Valle de Bravo y Real de Arriba

A unos 5 kilómetros del pueblo de Temascaltepec, en una zona cercana a Valle de Bravo, se encuentra un magnífico paisaje, que conviene visitar para fines de deportes extremos. Se trata de la comunidad de Real de Arriba, con sus antiguas y coloridas casonas, con sus típicos techos de tejas rojas y calles empedradas. Además, estas mismas calles durante mucho tiempo condujeron directamente a las minas cercanas, las cuales fueron obstruidas por los derrumbes de los montes.

Este pueblo del Estado de México se encuentra protegido por densa vegetación, la cual se nutre de varios manantiales cercanos. No es raro que los visitantes al pasar por las calles del pueblo escuchen el ruido del agua al correr, o bien encuentran canaletas en el suelo, por donde corre el agua.

En la zona limítrofe entre Temascaltepec y Valle de Bravo, aparece el Peñón del Diablo, un sitio estupendo para practicar deportes extremos, en donde muchas personas gustan de practicar el ala delta, el parapente y el alpinismo. Para llegar a este paraje lo más recomendable es hacerlo a través de Valle de Bravo, puesto que se encuentra a unos 25 kilómetros de distancia.

Escribe un comentario