Valle de Bravo, paraíso mexiquense para la acción y la aventura

Valle de Bravo se ha transformado, con el paso del tiempo, en un lugar de visita obligada para quienes buscan un espacio para la relajación y el descanso en el Estado de México. Las bendiciones naturales de Valle de Bravo, la notable promoción turística que recibe y la eficiente infraestructura turística con la que cuenta, son factores que hacen de este Pueblo Mágico un lugar idóneo para el descanso.

En Valle de Bravo se pueden hallar varias ofertas de alojamiento y de hospedaje. Son encantadoras las calles de esta comunidad mexiquense con sus construcciones de adobe, madera y ladrillo, de muros blancos, portales y balcones. El clima de esta parte del territorio mexiquense es estupendo, y destaca la profusa vegetación montañosa que hace del lugar un ámbito privilegiado para la aventura.

Y es que si bien Valle de Bravo es excelente para el descanso, también lo es para los deportes extremos, por su riqueza silvestre y las favorables condiciones turísticas con las que cuenta. Valle de Bravo tiene un hermoso lago que surgió por el embalse de la Presa Miguel Alemán, la cual se presta mucho para el esquí, el veleo y la navegación.

Escribe un comentario