Tlalmanalco, Estado de México

En un paraje de grandes eucaliptos, campos de cosecha y largos senderos, se encuentra un agradable pueblo irresistible de visitar. Tlalmanalco preserva un ambiente propio de los inicios del siglo XX, que aumentan su encanto ante la mirada de quien lo visita poer vez primera. Además, la hermosura de sus paisajes se acrecienta por la presencia imponente de los dos volcanes que se levantan como centinelas de la región.

Algo que define a Tlalmanalco es su grato clima, además de sus bellos edificios franciscanos y parajes vastos, los cuales se pueden alcanzar en amenas caminatas. En lo que se refiere a su Centro, destacan sitios como el Convento de San Luis Obispo, el Museo Comunitario Nonohualca y la Capilla Abierta. En Tlalmanalco se percibe una gran presencia cultural de los indígenas de la zona, lo cual le otorga mayor valía e interés a esta comunidad mexiquense.

De entre las celebraciones y fiestas populares más importantes de Tlalmanalco hay que mencionar la del 5 de mayo, que incluye una representación de la batalla de Puebla; la del 20 de agosto, en donde se celebra a San Luis Obispo, y la del 29 de septiembre, dedicada a San Rafael Arcángel.

Qué visitar en Tlalmanalco

El Convento de San Luis Obispo es una construcción sacra, de las mejor preservadas de todas las que se erigieron en la Nueva España. Allí se atesoran diversas maravillas, entre las que destaca un vistoso retablo de proyección churrigueresca, elaborado en madera de cedro, en donde se representa la escena de la Visitación de la Virgen. Por otra parte, el claustro del convento exhibe frescos con patrones vegetales y figuras de animales y personas. El Convento de San Luis Obispo está reconocido por los especialistas en arte y arquitectura novohispana como una verdadera obra maestra, por su refinamiento y nobleza.

En lo tocante a la Capilla Abierta, es un sitio en donde se realizaban misas a los indígenas que no se habían convertido al catolicismo. Allí, actualmente aparecen figurillas de diablos, querubines, flores, follajes, guirnaldas y frutas perfectamente labradas. Se trata de una construcción ejemplar acerca de la suntuosidad que alcanzó el arte mexicano en el siglo XVI.

Otro sitio recomendable de Tlalmanalco es el Museo Comunitario Nonohualca, en donde se exhiben piezas prehispánicas halladas en el pueblo y sus inmediaciones. Por ejemplo, allí se encontró una extraordinaria representación escultórica de Xochipilli, la cual hoy se puede admirar en el Museo Nacional de Antropología e Historia, en el Bosque de Chapultepec.

No lejos de Tlalmanalco se localiza San Rafael, una comunidad que se creó impulsada por la aparición de una fábrica de papel que tenía el mismo nombre. En este pequeño pueblo existen casas de estilo francés y viejos edificios, entre los cuales destacan un cine y un casino. San Rafael es un lugar lleno de leyendas y antiguas historias, con una deliciosa gastronomía. Es interesante recorrer sus rincones boscosos o visitar el Parque Ecoturístico Dos Aguas.

Cómo llegar a Tlalmanalco

Desde la Ciudad de México, hay que seguir el Boulevard Puerto Aéreo y continuar por la calzada Ignacio Zaragoza hasta la autopista 190. Posteriormente en la desviación a Chalco hay que tomar la carretera 115 hasta llegar al pueblo de Tlalmanalco.

Información relevante acerca de Tlalmanalco

Es recomendable explorar la Cascada de los Diamantes, puesto que resulta espectacular en el fenómeno de distorsión que genera con la luz solar. Se localiza a 3,200 metros de altura y brota del agua que deshiela desde el glaciar Ayolotepito y que corre hasta la parte baja del volcán Iztaccíhuatl. En este sentido, cuando viajes a Tlalmanalco, no te pierdas también la Cascada Congelada y la Cascada de Mexcolongo. Imprescindible llevar una buena cámara fotográfica por la belleza de los paisajes que allí se pueden contemplar.

Actividades a realizar en Tlalmanalco

Un interesante desafío es conquistar la cima del Iztaccíhuatl. Para ello se requiere, además del equipamiento y la guía necesaria, mucha determinación y temple. La ruta más usada para este fin, es la de Nexcualongo-Loma Larga, la cual conduce directamente a Chalchoapan. Desde este punto se extienden diferentes rutas para ascender por el volcán, ya sea por el lado norte o por el noroeste. Un buen consejo es contratar el servicio de agencias dedicadas a organizar escaladas en grupo, excursiones de ciclismo de montaña y campamentos.

Escribe un comentario