Tequila, paisaje agavero, tequila y mariachis

Hace mucho tiempo se le conocía como Tequillan o Tecuila. El sentido de esta palabra hace referencia al “lugar en que se corta”. Estamos hablando del lugar que, hoy en día, se denomina Tequila, sitio de horizonte agavero, rebosante de la famosa bebida y mariachis.

En sus albores, surgió de un asentamiento de diversas tribus nahuatlecas, toltecas, otomíes y chichimecas.  No obstante, ya desde aquel pasado lejano, Tequila, en el estado de Jalisco, ha resguardado el procedimiento de una célebre bebida, la cual le dado fama a México de cara al resto del mundo: el tequila, reconocida como uno de los productos en su tipo más atractivos en el orbe.

Dale una perspectiva turística, este pueblo  mágico ofrece muchos atractivos por descubrir. Con su sabor legendario y pleno de sortilegio, Tequila sabe hechizar a sus visitantes ofreciéndoles experiencias que van, desde el disfrute total de su naturaleza, hasta la vivencia de una noble cultura.

Por ejemplo, el Templo de la Purísima es un edificio bello, con su fachada de roca, portada de dos cuerpos y su efigie del arcángel San Miguel. Su interior es de planta basilical, bóvedas con nervadura, hermosos vitrales y una sola nave. Cuenta también con un retablo principal de estilo neoclásico. El templo de la Purísima se localiza en Av. Sixto Gorjón esquina con Juárez. Por otra parte, la Quinta Sauza, es otro lugar en Tequila digno de ser visitado. Es una construcción que data de 1830, con un enorme jardín y fuentes de cantera con ornamentos en forma de vegetales y gajos. La Quinta Sauza, también es destacada, pues tiene una notable cruz atrial, la cual está adornada con detalles alusivos a la Pasión de Cristo.

Para los aficionados al ecoturismo, en el marco de un paseo por Tequila, Jalisco, resulta ampliamente recomendable excursionar por el Cerro y el Volcán de Tequila. El primero es un volcán no activo, cuyas laderas crece el agave azul, exclusivo del estado de Jalisco y de Nayarit. El segundo, por su parte, es un volcán no activo de 3,000 metros de altura. En la cima de este coloso se encuentra una famosa roca de 50 metros de alto, conocida popularmente como la “tetilla” y que surgió como consecuencia de la petrificación de la lava del volcán.

Otras recomendaciones turísticas con respecto al pueblo mágico de Tequila, son: el Museo Nacional de Tequila, que cuenta con diversas salas que nos exponen la historia de la célebre bebida nacional, desde sus orígenes prehispánicos y detallando las distintas clases de tequila que existen: blanco reposado, etc., También imperdibles, son las fiestas tradicionales del pueblo, por ejemplo, la Feria Nacional, con distintas actividades culturales y recreativas, incluyendo peleas de gallos y charreadas, o también, las Fiestas dedicadas a la Virgen de Guadalupe y la Virgen de la Inmaculada Concepción, las cuales incluyen repiques de campanas, canto de las tradicionales “Mañanitas” mexicanas, procesiones, fuegos artificiales, música y carros alegóricos.

Escribe un comentario