Tequesquitengo, capital mexicana del esquí

A tan sólo hora y media de la Ciudad de México y veinte minutos de Cuernavaca, se encuentra la laguna de Tequesquitengo, sitio ideal para relajarse y practicar todo tipo de deportes acuáticos e, incluso, lanzarse de paracaídas con una vista espectacular.

Según la leyenda popular, este amplio depósito de agua (el mayor de Morelos), surgió de repente, a la puerta de la iglesia de San Juan Bautista, donde un borbotón de agua emergió del suelo, entonces los pobladores del pequeño pueblo de Tequesquitengo se alegraron y se apresuraron a recoger el líquido vital,  pero con el tiempo el agua fue aumentando y terminó por hundir la villa.

En la actualidad Teques, como se le conoce popularmente al poblado, es un sitio que cada fin de semana recibe cientos de visitantes atraídos por su calido clima, esplendido paisaje, deportes acuáticos y, últimamente, viajes en globo aeroestático y lanzamientos de paracaídas.

Teques ofrece atractivos para todo tipo de presupuesto, posadas económicas y playas públicas para quienes desean una experiencia austera, y spas y hoteles de lujo que por lo general ofrecen el servicio de renta de lanchas para practicar deportes acuáticos, su precio por hora oscila entre los 300 y 600 pesos.

Ahora bien, si se desea vivir la experiencia de lanzarse de paracaídas o volar en globo aeroestático, los precios oscilan entre los 1 500 y 2 mil pesos.

Además, Tequesquitengo puede ser el centro de una vacación itinerante, ya que a sus alrededores se ubican  múltiples atractivos regionales: la ciudad prehispánica de Xochicalco se ubica a menos de 25 minutos y Las Grutas de Cacahuamilpa están a  40 minutos del lugar.

Cómo llegar:

Por la autopista del Sol, desde Cuernavaca en dirección a Acapulco. Se entra por la caseta de Alpuyeca.

Escribe un comentario