Tepoztlán

En la zona baja de la Sierra del Ajusco, aparece Tepoztlán, una comunidad morelense que desprende un sutil hechizo en sus numerosas tradiciones, en la noble grandeza de su pasado indígena, el cual se manifiesta en sus fascinantes monumentos precolombinos y novohispanos, en su rotunda hermosura natural y en el místico ambiente que los moradores de este mágico pueblo han sabido preservar desde hace mucho tiempo.

El nombre de Tepoztlán deriva del idioma náhuatl y quiere decir “lugar del hacha de cobre”. Se localiza a unos 17 kilómetros de Cuernavaca, la capital del estado de Morelos y a 74 kilómetros de la Ciudad de México. Tepoztlán es un poblado que se define por sus calles en declive, todas ellas empedradas y separadas en ocho barrios, los cuales mantienen su distribución original, proyectada desde los días de la Colonia. Es un sitio que cautiva a los visitantes con sus abundantes encantos, leyendas, sabores y tradiciones.

Uno de los atractivos más importantes de Tepoztlán, es el Templo y Ex convento de la Natividad, hermosa construcción levantada por los indígenas de la zona, orientados por los religiosos dominicos, en la segunda parte del siglo XVI. Es un lugar que ha sido reconocido como Patrimonio de la Humanidad por parte de la UNESCO.

Cerca de este complejo conventual se puede visitar el Museo Carlos Pellicer, en donde se atesora una vasta colección arqueológica, la cual fue donada por el poeta mexicano Carlos Pellicer. Este insigne tabasqueño hizo de Tepoztlán su sitio de residencia. En este recinto museístico se encuentran piezas de culturas ancestrales como la zapoteca, olmeca, totonaca y maya.

Imposible no recomendar en Tepoztlán a la formidable Pirámide del Tepozteco. Es un admirable adoratorio prehispánico que se encuentra en la cima del cerro del Tepozteco. Fue construido por los indígenas xochimilcas, quienes habitaron el lugar entre 1150 y 1350. El templo fue construido en honor del dios del pulque, Ometochtli-Tepoztécatl, el cual también estaba vinculado al viento, la fertilidad y la cosecha. La relevancia de este santuario era tan grande, que recibía peregrinos provenientes de Chiapas y Guatemala.

Finalmente, algunas de las festividades más importantes de Tepoztlán son: la del 4 de febrero, cuando se celebra el Carnaval de Tepoztlán; el 21 de marzo, con la llegada del equinoccio de primavera; el 8 de septiembre, día en que se efectúa la representación teatral denominada como Reto al Tepozteco y del 31 de octubre al 2 de noviembre, la celebración del Día de Muertos.

Escribe un comentario