Templos e iglesias en Puebla para el fin de semana

Viajar a Puebla es un deleite por muchas razones, pero una delas principales se relaciona con la gran cantidad de edificios religiosos con los que cuenta. Darse una escapada de fin de semana a la ciudad de Puebla, es fuente de gratas experiencias estéticas y turísticas. Es un viaje muy recomendable para las parejas o para los jóvenes interesados en el arte y la cultura novohispana. Por ejemplo, pensemos en la Catedral de Puebla, una de las más grandes de América Latina. Su construcción se remonta a 1575 y no fue concluida sino hasta 1690. Es una soberbia construcción que combina tres distintos estilos arquitectónicos: renacentista, neoclásico y barroco. Posee las torres de iglesia más hermosas de nuestro país. En su interior se atesoran: un altar de ónix, 14 admirables capillas, un coro ornamentado de madera incrustada y varias pinturas sacras muy agradables de contemplar. La Catedral de Puebla se localiza en la calle 16 de septiembre, esquina con 3 Oriente.

Otra recomendación para visitar durante un viaje de fin de semana a Puebla, es la Iglesia del Espíritu Santo, conocida también como “La Compañía”. Edificada en 1578 por los jesuitas y concluida en 1767, es el lugar donde descansan los restos de la célebre China Poblana, personaje muy conocido en la ciudad durante el siglo XVII. Es uno de los templos barrocos más encantadores de nuestro país. Destacan sus murales, la parte trasera del presbiterio y la zona superior de la cúpula central, misma que luce un bello fresco. Este templo se encuentra en Avenida 4 Sur Número 102.

El Templo de San Jerónimo y el Templo de San Ildefonso, son otras construcciones sacras que engalanan la capital poblana. El primero se encuentra en la calle 7 y Oriente 206. Tiene un estilo novohispano, con varios detalles arquitectónicos magistrales. El segundo, tiene una portada de cantera gris de los primeros tiempos del barroco en este estado. No hay que dejar de lado otros templos magníficos, como el de San Juan de Dios, el de San Pablo, el de la Santísima Trinidad y el Templo y Exconvento de la Merced. Este último sobresale por su proyección barroca y su interior de 3 naves. A los extremos del altar aparecen dos grandes lienzos, en donde se exhibe a genealogía de santos mercedarios, mismos que, con su estampa, coadyuvan a hacer más valioso el legado iconográfico del estado de Puebla.

Escribe un comentario