Tekax, Yucatán

La ciudad yucateca de Tekax se localiza en la parte sur del estado de Yucatán. No se hace más de una hora y cuarto desde la capital del estado Mérida, hasta las calles de Tekax. Esta última se encuentra integrada dentro de la región denominada como Ruta Puuc, la cual se encuentra inmersa en un área de cerros, grutas y algunos vestigios prehispánicos de gran interés. De hecho para los antiguos mayas, las grutas cercanas a Tekax eran el umbral de ingreso al mundo de los muertos.

El significado del nombre Tekax, en maya, es “lugar de bosques” y además, de una notable riqueza ecológica, el sitio, si bien pequeño, cuenta con muchos atractivos para los viajeros y turistas, por ejemplo, distintas construcciones novohispanas, como la Parroquia de San Juan Bautista y la Capilla del Padre Eterno. También interesante es la hacienda de Santa María, la cual cuenta con vastos jardines, capilla, un notable casco, etc.

Para quienes les agrade el ecoturismo o las actividades recreativas relacionadas con los deportes extremos, es aconsejable conocer grutas cercanas a la ciudad de Tekax, como las de Chocantes, Ixmaa it y Yaxnic. No obstante, para explorar estas grutas, es aconsejable acudir con guías locales.

Qué visitar en Tekax

El centro histórico de Tekax se conserva en perfectas condiciones y luce atrayente por sus grandes construcciones virreinales y del porfiriato, los cuales han sido objeto de una reciente remodelación. Bellos edificios como la Iglesia de San Juan Bautista y los vestigios de su convento anexo, también han sido remozados convenientemente. El templo en cuestión no tiene adornos interiores dignos de mencionar debido a que en 1915 grupos revolucionarios arrasaron con todo, al transformarlo en un cuartel militar. Como quiera que sea , la Iglesia de San Juan Bautista es una construcción de grandes dimensiones y cuenta con una notable pila bautismal construida en una sola pieza.

Grandes pilares mantienen separadas sus tres naves y sostienen sus bóvedas. En la parte exterior del edificio, se observa un escudo franciscano en la portada, así como también espadañas en los extremos de la construcción y almenas en lo alto de los muros.

Por otra parte, a tan solo 7 kilómetros de Tekax, se localiza el área prehispánica de Chacmultún. El nombre de este sitio es una palabra maya que significa, “montículos de piedra roja”. El curioso tono rojizo de las construcciones de Chacmultún, se debe a que, los microorganismos particulares de este lugar, generan sustancias que al contacto con el aire y el agua, enrojecen las rocas. Por lo tanto, las distintas columnas, columnillas, fachadas, dinteles, muros y demás elementos arquitectónicos de los edificios mayas de Chacmultún, adquieren un atractivo extra.

Cómo llegar a Tekax

Desde Loltún se sigue el camino que lleva a Oxkutzcab, pero luego de 4 kilómetros, se da vuelta hacia la derecha. La siguiente carretera nos conduce luego de 7 kilómetros a otro crucero, en donde, tras girar de nuevo a la derecha, podemos llegar, 12 kilómetros más adelante, al centro de Tecax.

Información relevante acerca de Tecax

No existen referencias exactas acerca de la fecha de fundación de Tecax. Lo que sí se conoce es que, en los tiempos prehispánicos, la región donde se localiza era parte del territorio de los Tutul Xiu, hasta que la zona fue colonizada por el español Alfonso Lopez en el siglo XVI. En el año 1823 Tekax obtuvo la denominación de villa y posteriormente, en el año de 1841, la de ciudad.

Curiosamente en 1922, Tekax fue degradado a pueblo y en 1928 vio cambiado su nombre maya por el de Ciudad Obregón. Un par de años después, terminó por ser nombrado como Tekax de Alvaro Obregón.

Actividades a realizar en Tekax

Además de visitar atractivos como la Parroquia de san Juan Bautista, la Capilla del Padre Eterno, la Ermita en honor a San Diego- que se levanta en lo alto de un cerro-, los vestigios mayas de Chacmultún y las grutas de Chocantes, Ixmaa it y Yaxnic, es conveniente visitar esta comunidad yucateca en el marco de sus fiestas populares más representativas. De entre ellas destacan las que se celebran en honor de San Diego de Alcalá, del 8 al 13 de noviembre y la de la Virgen de Guadalupe, en los días que van del 8 al 15 de diciembre.

Escribe un comentario