Tecalitlán, Jalisco

Tecalitlán es uno de los sitios de mayor atractivo turístico en el estado de Jalisco. En especial por sus condiciones geográficas y sociales, es uno de los municipios jaliscienses con mayor encanto y proyección ante el resto del país y el extranjero. No obstante, para experimentar su real belleza es necesario viajar a Tecalitlán y así penetrar de lleno en los hechizos de su naturaleza y su cultura.

El territorio en donde se localiza esta comunidad, formaron parte de Jilotlán. Hacia 1737 en el pequeño pueblo de Tecalitlán solo vivían algunos indígenas. La población se asentaba por aquel entonces al oriente del cerro de La Cruz, precisamente donde hoy en día aparece una presa. Por esas fechas llegaron al lugar unas cuantas familias de españoles y los indígenas les rentaron ciertos terrenos que a la postre les disputaron.
La actual comunidad de Tecalitlán fue fundada por el militar Miguel Ponce de León- quien fuera alcalde de Colima-, el 6 de diciembre de 1776. Le nombró como Valle de Nuestra Señora de Guadalupe de Tecalitlán. En el año de 1781 a la comunidad de le otorgó la denominación de pueblo, lo cual fue un acontecimiento de gran relevancia para esta comunidad.

Qué visitar en Tecalitlán

Cuando se visite este municipio del estado de Jalisco, recomendamos conocer algunas de sus principales atracciones, como es el caso de la Parroquia de Santa María de Guadalupe, la cual fue edificada en el siglo XIX. Destaca por su estilo jónico y por las varias remodelaciones de las cuales ha sido objeto. También destacado es el Templo de la Tercera Orden, levantado en honor de San Francisco, y que fuera construido el 19 de febrero de 1894. El estilo arquitectónico de este último edificio también es jónico.

En el jardín principal de Tecalitlán se pueden observar cuatro bustos metálicos realizados en honor de importantes próceres nacionales y locales, como es el caso de Miguel Hidalgo y Costilla; Benito Juárez; Miguel Pérez Ponce de León, el fundador de Tecalitlán y Silvestre Vargas Vásquez.
Volviendo a los valores turísticos del Templo de la Tercera Orden, cabe destacar que en el interior de este edificio sacro se atesoran varias pinturas que datan del siglo XIX, y que son de autor anónimo, aunque de excelente manufactura. Lo mismo puede afirmarse del soberbio cuadro en donde se representa a Miguel Hidalgo, de autor anónimo, que se encuentra en el Palacio Municipal.

Con relación a las fiestas y tradiciones más relevantes de Tecalitlán, conviene mencionar las siguientes: el día 3 de mayo es el de la Santa Cruz; el 15 del mismo mes se celera a San Isidro. Ya en el mes de junio, el día 24 es la celebración en honor de Juan Bautista y el día de San Francisco se presenta, meses después, el 4 de octubre. A inicios de noviembre, el día 2 es el tradicional Día de los Muertos y el 16 de este mismo mes, la fiesta de San Gertrudis. Por último, del 1 al 12 de diciembre se efectúa el docenario y festividades en honor de Santa María de Guadalupe.

Cómo llegar a Tecalitlán

Es posible llegar al municipio de Tecalitlán a través de la carretera federal número 110, Jiquilpan-Manzanillo, o bien tomando la desviación que existe a la altura de Cuatro Caminos, a unos 18 kilómetros de la autopista Guadalajara-Manzanillo. La distancia de Tecalitlán con otras importantes ciudades del occidente del país son por ejemplo, con relación a Guadalajara a 164 kilómetros y con relación a Colima, a 88 kilómetros.

Información relevante acerca de Tecalitlán

Una de las leyendas más populares acerca de Tecalitlán es la que nos cuenta que, en el cerro de Santa Cruz, con frecuencia se aparecía un extraño chivo, justo a la media noche. Por ello se decidió construir una capilla, justo en la cima de este cerro, al cual muchos lugareños consideraban como encantado.

Actividades a realizar en Tecalitlán

Es interesante ahondar en la relevancia que tienen ciertas celebraciones locales de Tecalitlán. Como muestra vale considerar las mencionadas fiestas en honor de Santa María de Guadalupe, en el mes de diciembre. Se trata de festividades que data de los tiempos coloniales, y a ellas asisten además de quienes habitan en el municipio, personas que provienen de lugares colindantes.

1 Comment

Escribe un comentario