Sitios para cabalgar en el Estado de México

Cabalgar es una de las prácticas recreativas más interesantes, porque combina en sí, aspectos interesantes acerca del entretenimiento deportivo y del disfrute ecoturístico. Por una parte se tiene la oportunidad de medir el nivel de destreza que uno tenga como jinete. Por otro lado, además, se nos abre una vía de goce ecoturístico al recorrer a galope bellos paisajes silvestres y al interactuar con animales tan nobles como los corceles.

Pero para desarrollar cabalgatas, no todos los lugares son adecuados y recomendables, por cuestiones logísticas y de seguridad. Afortunadamente, México cuenta con varios sitios excelentes para cabalgar y el Estado de México es un ejemplo acerca de ello, de acuerdo a las siguientes sugerencias.

El Galopador, paraje localizado en las cercanías de Valle de Bravo, es un destino perfecto para cabalgar, por contar con un servicio de excelencia: cómodo y seguro. Destaca El Galopador, además, por el personal con el que cuenta, perfectamente capacitado, tanto para complementar los conocimientos de los visitantes que ya cuenten con experiencia en la cabalgata, como para apoyar a quien busque iniciarse en la monta de caballos.

Otro admirable sitio mexiquense para montar a caballo es Coatepec Harinas. Localizado a un costado del Xinantecatl, este paraje es reconocido como una delicia para cabalgar, por los hermosos paisajes que pueden contemplarse. Las cabalgatas que allí se ofrecen pueden llegar hasta las 5 o 6 horas y desde una a diez personas como máximo. Estos paseos se complementan con una rica comida en La Cañada de San José, un antiguo rancho de los tiempos del porfiriato.

Una recomendación más se refiere al Rancho El Encuentro, el cual también se localiza en Valle de Bravo. Allí se experimenta un espléndido aislamiento de la rutina cotidiana, en un entorno silvestre encantador. En el Rancho El Encuentro se ofrecen varias clases de cabalgatas, y todas ellas incluyen una bebida y la asesoría de dos guías expertos. Las cabalgatas suelen durar unas tres horas.

Lo importante es aprovechar al máximo las posibilidades lúdicas que nos brinda la equitación. Y si bien es posible que desarrollar este deporte sea más sencillo en otros lugares de nuestro país, por lo que se refiere a la Ciudad de México y el área metropolitana del Valle de México tal pasatiempo no es tan accesible. Por ello son tan valiosas las alternativas que hemos mencionado anteriormente, en algunos de los sitios más bellos del Estado de México.

Escribe un comentario