Sitio arqueológico de Tenayuca, Estado de México

Se piensa que Tenayuca fue la capital más antigua de los chichimecas en la región de la Cuenca de México. El nombre de este asentamiento significa en castellano, “lugar amurallado” y también recibe el nombre de Oxtopolco, es decir, “lugar de muchas cuevas”. Esto último sin duda es una referencia a las grutas que se localizan en el cercano cerro del Tenayo. Este asentamiento prehispánico, en el actual Estado de México, estuvo habitado desde las postrimerías del periodo Clásico, aunque su momento de mayor esplendor se dio en el periodo Posclásico.

De acuerdo a ciertas fuentes, la ciudad de Tenayuca fue fundada por los chichimecas de Xólotl, los cuales se denominaban de tal manera en honor de un valeroso caudillo que los guió hasta la Cuenca del Golfo de México. Esto aconteció alrededor del 1224 d.C. Tras siu llegada, los chichimecas se asentaron provisionalmente en las cuevas de la parte superior del Cerro del Tenayo. Posteriormente, ya instalados en Tenayuca, construyeron un importante centro religioso y político, para luego emprender una bélica campaña que los llevaría a dominar una gran parte de lo que actualmente son los estados de Tlaxcala, Puebla, Morelos e Hidalgo.

Qué visitar en el Sitio arqueológico de Tenayuca

El Altar Sepulcro es un excelente punto de inicio. El interior de este recinto, en el pasado contó con pinturas murales en donde se exhibían huesos cruzados y cráneos. En la actualidad solo quedan vestigios de ello. El exterior del Altar Sepulcro nos deja ver un par de esculturas de cráneos.

La Pirámide, por su parte, es una edificación realizada en ocho etapas diferentes, en cada una de las cuales las dimensiones de la construcción fueron incrementándose, una característica típica de la arquitectura de los pueblos indígenas prehispánicos. Otra muestra característica de estos hábitos de construcción, y que se hacen patentes en la Pirámide de Tenayuca, es la escalera doble que conducía a los dos templos que se levantaban sobre el basamento. Cada uno de estos templos se hallaba dedicado a una deidad. Algunos de los escalones tienen grabados diferentes motivos, como banderas, cuchillos, escudos y chalchihuites.

La Muralla de Serpientes es otro elemento interesante de Tenayuca. La plataforma sobre la cual se desplanta el basamento de la Pirámide, se encuentra rodeada en tres de sus costados por hileras de serpientes. Tal elemento ornamental arquitectónico recibía el nombre de coatepantli, es decir, “muro de serpientes”, parecido, aunque a escala mucho menor, al que rodeaba, al Templo Mayor de la ciudad mexica de Tenochtltlan.

Finalmente, los altares son diminutos adoratorios con una xiuhcóatl, “serpiente de fuego”, vinculada al culto solar, la renovación del fuego y los ciclos de 52 años. Recordemos que en su gran batalla contra Coyolxauhqui y los Centzon Huitznáhuac, el dios colibrí de los aztecas, Huitzilopochtli, los derrotaría precisamente con una  xiuhcóatl, en lo alto del cerro sagrado Coatepec.

Cómo llegar al sitio arqueológico de Tenayuca

Este yacimiento prehispánico se localiza en la plaza principal del pueblo de San Bartolo Tenayuca, en el Municipio de Tlanepantla de Baz, Estado de México. Esto es, a 10 kilómetros al noroeste de la Ciudad de México. Se llega por el Eje Central Lázaro Cárdenas, al final del cual, se localiza el pueblo de Tenayuca.

Información relevante acerca del sitio

Una buena recomendación para visitar además de las estructuras del sitio arqueológico, es el Templo de San Bartolomé Tenayuca, el cual se localiza al sur de la Pirámide. Su edificación pudeo haberse iniciado entre 1524 y 1525, esto es, luego del arribo de los religiosos franciscanos al lugar. Fue elaborado con cantera rosa y materiales de las construcciones prehispánicas y por ello, algunas de las piedras de este templo, incluyen jeroglíficos chichimecas.

Actividades a realizar en las cercanías del sitio

Complemento a la exploración de la zona arqueológica es el Museo Xólotl, el museo de sitio que existe allí. Ofrece a los visitantes una perspectiva histórica de la zona de Tenayuca. Para ello se vale de un acervo muy completo, que incluye vestigios cerámicos y líticos, restos óseos y diversas piezas prehispánicas. El Museo Xólotl cuenta con todos los servicios incluyendo sanitarios y una tienda de publicaciones. Es un atractivo plus para quien desee profundizar en la riqueza histórica y cultural de la antigua Tenayuca.

1 Comment

Escribe un comentario