Sitio arqueológico de Oxkintok

Con una antigüedad superior a los 2 milenios, Oxkintok en el estado de Yucatán, sobresale con relación a los demás yacimientos mayas, por su gran desarrollo arquitectónico, patente sobre todo, en las técnicas de construcción que utilizaron sus edificadores. El área de Oxkintok que ha sido excavada hasta la fecha, se encuentra dividida en tres secciones: Ah-Dzib, Ah-Canul y Ah-May. Dado que estos nombres son apellidos mayas, se considera que tres grandes familias tenían el control político de esta urbe prehispánica.

Mucho antes de nuestra era, cerca del año 1350, Oxkintok estaba ya habitada, lo cual perfila a este enigmático lugar, en uno de los asentamientos mayas con uno de los periodos de ocupación más prolongados.

Qué visitar en el sitio arqueológico de Oxkintok

Para los turistas que se decidan a conocer este magnífico sitio prehispánico, es recomendable que comiencen con el llamado Laberinto o Tzat Tun Tzat. Se trata del único laberinto desarrollado por la cultura maya del que se tenga noticia. En este capcioso espacio se llevaban a cabo ciertos ritos de confirmación, en los cuales, un gobernante descendía a la oscuridad y – de acuerdo a las creencias de los antiguos mayas- descendía al inframundo, donde se comunicaba con alguna de las deidades que moraban en esta siniestra región, para indagar por su linaje divino.  Al alba, emergía en lo alto de la pirámide, ataviado con grandes adornos de plumas, bajo la luz del amanecer. La gente, desde la plaza central y el pueblo, lo contemplaban emerger en un despliegue triunfal. En tal momento se glorificaba la imagen de este joven gobernante.

Otro edificio de gran interés en el sitio arqueológico de Oxkintok es la Pirámide. Estuvo integrada al grupo de Ah-May y está considerada como la estructura más elevada de todas las que incluye este yacimiento. En lo alto de la Pirámide se observa un pequeño templo con dos recintos, accesibles solamente a través de escaleras que se encuentran rodeadas por otras cuatro habitaciones. Se considera que esta construcción exhibe diferentes etapas constructivas. Se inició su edificación cerca del año 400 d.C. y fue concluido en algún momento del periodo clásico tardío, entre los años de 500 d.C. y 750 d.C.

Cómo llegar al sitio arqueológico de Oxkintok

Partiendo desde la ciudad de Mérida se sigue la carretera federal 180 Mérida-Campeche. Luego, al llegar a Maxcanú hay que tomar la desviación de la izquierda y continuar derecho, a lo largo de unos 6 kilómetros, hasta llegar al área arqueológica de Oxkintok.

Información relevante acerca de Oxkintok

Por su localización, al área arqueológica de Oxkintok, se le considera como el inicio de la ruta Puuc, la cual comprende los sitios arqueológicos de Uxmal, Kabah, Sayil, X-Lapak, las grutas de Loltún y Labná.

El sitio arqueológico de Oxkintok maneja un horario de visita de las 9 de la mañana a las 5 de la tarde, todos los días. Tiene un módico costo, aunque los domingos el acceso es gratuito.

Para después de haber explorado Oxkintok, los visitantes pueden disfrutar de una deliciosa comida en los restaurantes que hay en Maxcanú. Algunas de las especialidades que ofrecen estos establecimientos son el queso relleno, la cochinita pibil y la horchata de coco.

Actividades a realizar en Oxkintok

Uno de los edificios que no se deben pasar por alto cuando se visite el yacimiento maya de Oxkintok, es el llamado Palacio del Diablo. Incluye cuatro recintos, edificados entre los años 750 y 1050 d.C., a lo largo del periodo clásico terminal. El nombre que tiene, se debe a una columna con detalles antropomorfos ubicada en la parte norte. Dicha columna resulta bastante siniestra puesto que nos deja ver una figura cadavérica con dos orificios en lo alto del cráneo, cual si fuese el nacimiento de un par de cuernos luciferinos.

Cabe recomendar de modo especial al grupo May, por ser el que expone mejores trabajos de restauración. La estructura que tiene la pirámide es otro laberinto, por sí mismo, con muros pintados y decorados que en cierto momento fueron rellenados con bloques colosales para construir encima de ellos, otros niveles de la estructura.

También imperdibles resultan los llamados “hombres de piedra” de Oxkintok, localizados cerca del grupo de Ah-Canul. Se perfilan como gordas criaturas, vestidas con trajes de cuerdas entreveradas, chalecos de malla y pectorales con detalles alusivos a la fauna de la región.

Escribe un comentario