Semana Santa en San Cristóbal de las Casas

Entre regiones boscosas de encinos y pinos, sobresale San Cristóbal de las Casas con su proyección urbana de construcciones barrocas, mudéjares y neoclásicas: balcones, arbolados, patios e iglesias. Y todo lo anterior, con el encanto que nos ofrece su gente, sus formas culturales y sus tradiciones artesanales.

Localizada a unos 68 kilómetros al este de la capital del estado, Tuxtla Gutiérrez, San Cristóbal de las Casas fue una de las primeras ciudades levantadas por los españoles en el Nuevo Mundo. Para las personas que tengan pensado disfrutar sus vacaciones de Semana Santa en este Pueblo Mágico, conviene saber que se localiza en una región de clima templado y mediano nivel de lluvias, a lo largo del año. Por ello, goza de un entorno permanentemente verde y grato para quienes decidan disfrutar de su particular encanto.

Durante un viaje de Semana Santa en San Cristóbal de las Casas, además de acercarse a las tradiciones locales asociadas a esta celebración católica, los visitantes podrán conocer una gran cantidad de hermosas iglesias, complejos conventuales y otros edificios sacros. Pero antes, el punto inicial para cualquier paseo por la ciudad, es la Plaza Principal, justo en donde aparece su quiosco, construido en los comienzos del siglo XX. Este espacio urbano se encuentra rodeado de monumentales construcciones como la noble Catedral de San Cristóbal, la cual data de 1528 y que fuera modificada, posteriormente, en el siglo XVII. La fachada que luce es de estilo barroco y exhibe patrones vegetales en argamasa.

También especialmente valiosos de visitar, durante una Semana Santa en San Cristóbal de las Casas, son El Templo de San Nicolás y el Templo y Ex Convento de Santo Domingo de Guzmán. El primero fue uno de los primeros que aparecieron en la ciudad y destaca por su fachada sencilla, la cual termina en una espadaña, y que se alza entre dos torres circulares que aparentan anchos remates. En el caso del segundo, es uno de los edificios más hermosos de este Pueblo Mágico.

Imposible no maravillarse con su vistosa fachada de proyección barroca-salomónica, en la cual, aparecen patrones ornamentales desarrollados por los indígenas de la región, en argamasa sobre roca. En el interior del Templo y Ex Convento de Santo Domingo de Guzmán, se conserva una serie de ocho retablos barrocos creados entre los siglos XVI y XVIII. Visitar San Cristóbal de las Casas en las vacaciones de Semana Santa, es una experiencia única y recomendable para todos los viajeros.

Escribe un comentario