Sayulita

Sayulita es una diminuta comunidad ubicada en Bahía de Banderas en el sur del territorio de Nayarit, en las costas del Pacífico Mexicano. Se trata de una población modesta con un ambiente excepcional. En el ambiente se respira vida plena y sus calles están colmadas de personas alegres y por demás amables. También hay muchos vendedores con mercancías sumamente variadas; tiendas con las puertas de par en par, invitando a los turistas a acercarse y comprar interesantes y accesibles mercancías. Por las tardes, visitantes de distintos países, como Estados Unidos y Canadá, salen a pasear a la plaza central para disfrutar de la paz provincial de este rincón nayarita.

Los vendedores de Sayulita ponen  al alcance del público sombreros, hamacas, camisetas, joyería y plata, entre otras muchas creaciones artesanales. El estilo que manejan para vender no llega a ser molesto en ningún momento: basta con decir solamente “no gracias” si no se está interesado y con ello es suficiente.

En Sayulita se tiene la ocasión de disfrutar lo más precioso del mar, impresionantes acantilados, un estero formidable. En contraste con otros sitios turísticos de Sayulita, los visitantes se mezclan entre los lugareños sin problema alguno. No es un espacio donde existan grandes complejos hoteleros, ni sofisticados centros nocturnos, pero en cambio, se puede disfrutar del ambiente silvestre, para hallar relajación y olvidarse por entero de las presiones citadinas.

Pero para las personas que gusten de la diversión nocturna y la fiesta, o bien, disfrutar de centros comerciales y hoteles de grandes proporciones, entonces lo mejor es visitar Puerto Vallarta, a solo media hora de Sayulita. Por otro lado, desde las colinas cercanas se tiene una magnífica vista del pueblo y sus cercanías. Solo desde este punto de vista es factible captar a plenitud la generosa naturaleza de este territorio tropical. Imposible no enamorarse de sus blancas playas, sus atardeceres cálidos, el sonido particular de sus ambientes selváticos que se van atenuando conforme se pone el sol. Es toda una experiencia turística contemplar a los lugareños volviendo a sus casas por la tarde, con la satisfacción en el rostro por haber cumplido su jornada.

Para los aficionados al ecoturismo, conviene saber que en Sayulita la vegetación principal está compuesta por árboles de gran altura, como por ejemplo el Huanacaxtle o parota, el guayacan, la ceiba y el cedro rojo, entre otras muchas especies. En lo que se refiere a la fauna, y en especial la fauna marina, los animales más abundantes son el dorado, atún, sierra, mahi mahi, wahoo, marlin, guachinango y pargo.

Escribe un comentario