Barrio Mágico de San Agustín de las Cuevas DF

Ciertos de sus pobladores, los más antiguos, nombran al Barrio Mágico de San Agustín de las Cuevas, en la delegación Tlalpan, como el pequeño Vaticano. La razón de ello, es que en esta zona de la Ciudad de México se construyeron diversos seminarios, conventos, sanatorios, hospitales y la Universidad Pontificia. Quien visita este lugar, encuentra grandes predios, en donde antes aparecieran las huertas que en otros tiempos definieran a Tlalpan, típica comunidad en las faldas del Ajusco.

El significado de Tlalpan es “tierra firme” y sus más lejanos antecedentes históricos se daban del periodo entre 1500-1200 a.C. Por aquel entonces, un grupo de aldeanos resolvió habitar las partes bajas del Cerro del Ajusco y edificar la ciudad de Cuicuilco. Mucho después, en el período virreinal, la zona de Tlalpan tenía como cabecera la comunidad de San Agustín de las Cuevas, nombre derivado del Santo a quien le fuera dedicado el templo más importante del lugar. La referencia a “las Cuevas”, procede de la erupción que presentó el volcán Xitle, el cual ocasionó varias cavidades en esa zona de la capital. Tlalpan se ha hecho presente en diferentes momentos históricos relevantes. Uno de ellos es cuando José María Morelos y Pavón estuvo cautivo en Tlalpan en 1815, en su camino al paredón, en Ecatepec. Años más tarde, en 1827, Tlalpan fue declarada la capital del Estado de México y durante el período de 1828 a 1830 allí se estableció la Casa de Moneda.

Tlalpan se inscribió por completo en la modernidad en 1869, luego de que aparecieran los primeros trenes de vapor. Además la primera llamada telefónica que se realizó en la capital mexicana, tuvo lugar en una posta telegráfica de la calle de Madero, y el tranvía eléctrico, cuya inauguración tuvo lugar en 1900, realizaba su recorrido del zócalo a Tlalpan en poco menos de una hora. Finalmente, es destacable que por su cercanía con el estado de Morelos, Tlalpan y otros pueblos cercanos se integraron a la Revolución de 1910.

Que visitar en San Agustín de las Cuevas

Definitivamente, la Plaza de la Constitución es el corazón de San Agustín de las Cuevas. El jardín y quiosco de cónica techumbre, fueron construidos en 1872, aunque las bancas de estilo tradicional fueron costeadas por los vecinos del barrio en 1934. En una de las esquinas de la Plaza de la Constitución aparece el árbol de los ahorcados, sitio en donde fueron colgados algunos de los talpenses que se opusieron al imperio de Maximiliano de Habsburgo. No lejos de la plaza, se encuentra el Parque Juana de Asbaje, instalado en 1999 en donde antes se levantara el Sanatorio Psiquiátrico Floresta.

En su gran pórtico sobresalen valiosos murales que nos ofrecen interesantes datos sobre la historia de Tlalpan. Por lo cual es importante observarlos con el tiempo necesario.

Detrás del Palacio Municipal se encuentra el Mercado La Paza el cual tiene más de un siglo de existencia. Sus fachadas de tabique rojizo. Fue construido con los aportes de tres poblaciones distintas: San Andrés Totoltepec, Tlalpan y ciertas comunidades del Ajusco. El primero aportó cantera gris, el segundo, el tabique y las terceras, la madera.

Otros dos atractivos de San Agustín de las Cuevas son El Templo y Convento de San Agustín, erigidos por los religiosos franciscanos en la segunda parte del siglo XVI y la Capilla de la Virgen del Rosario, la cual sobresale por su bello retablo de estilo barroco plateresco. La sacristía también es atractiva por sus ventanas, lavamanos de talavera viguería y un gran lienzo en donde se representa a la Sagrada Familia.

Cómo llegar a San Agustín de las Cuevas.

Los principales vías de acceso a este Barrio Mágico Turístico de la delegación Tlalpan son el periférico, la Autopista México-Cuernavaca, la Calzada de Tlalpan, la vía Picacho-Ajusco y Viaducto Tlalpan. Por lo que se refiere al transporte público disponible, recomendamos la Línea 1 del Metro bus, la ruta 1 del Microbús desde Izazaga al Centro de Tlalpan o bien, tomar el tren ligero hasta la estación Estadio Azteca y después un taxi.

Información relevante acerca de San Agustín de las Cuevas

Uno de los eventos sociales más memorables de este sitio fue el casamie4nto de María Félix y Jorge Negrete-boda que por aquellos años, en 1952, fue calificada como la “boda del siglo”- y que tuvo lugar en la Finca de Capiotato, localizada en la esquina de Allende y Matamoros. Este acontecimiento congregó a importantes personalidades de la farándula del momento, como Antonio Badú, Pedro Armendáriz, Tito Guisar y Emilio el Indio Fernández entre varios más.

Actividades a realizar en San Agustín de las Cuevas

No quedan muchos comercios tradicionales en San Agustín de la Cuevas. De entre los imperdibles, conviene mencionar a la cantina La Jalisciense y el restaurante Quinta Ramón, ubicado en una señorial y antigua construcción. Interesante también es una farmacia que se encuentra en las calles de Triunfo de la Libertad y Congreso, ya que parecería haberse quedado petrificada en el tiempo. Finalmente, es preciso conocer una parte del Casco de la Antigua Hacienda de Tlalpan, mismo que actualmente sirve como restaurante.

Más información en: http://www.barriosmagicos.com.mx/

Escribe un comentario