Qué visitar en Tlaxcala

En lo que sigue comentaremos acerca de algunos de los mejores atractivos con los que cuenta la ciudad de Tlaxcala. Mucha gente aún no conoce como se debe este verdadero caudal de arquitectura novohispana, localizada a una hora de Puebla y a dos de la capital del país. De hecho, por los variados encantos que la definen, Tlaxcala es una alternativa de primer nivel para unas vacaciones familiares. De entre tanto que nos ofrece hay que ponderar sus museos, sitios prehispánicos, balnearios, plazas de toros y su estupendo zoológico. Aparte de estar inmerso en un entorno rico en referencias culturales e históricas, la localización geográfica de Tlaxcala lo convierte también, en un destino excelente para los aficionados al ecoturismo y los deportes extremos.

Una primera recomendación para visitar en el marco de unas vacaciones en Tlaxcala, es la Casa de las Artesanías. Se trata de un recinto de promoción artesanal de gran interés, en donde los visitantes pueden contemplar la manera en la que diestros artesanos de la región, elaboran trabajos de tejido, alfarería, bordado, talla y otros varios más. Incluye nueve salas, una tienda en donde se venden artesanías, e incluso una pintoresca fonda y pulquería.

Ahora es tiempo de recomendar el Jardín Botánico, espacio en donde se puede entrar en contacto directo con el entorno natural de la región y además, oler el agradable aroma de los encinos, tepozanes, ayacahuites, capulines y pirules. En el Jardín Botánico de Tlaxcala se puede hallar una sala de cine, biblioteca, herbolario, hermosos jardines, invernaderos y densas arboledas. Para conocer este lugar hay que dirigirse a Tizatlán.

Otro sitio imperdible en Tlaxcala es el Teatro Xicoténcatl, el cual destaca por su restaurada fachada de cantera y su admirable estilo neoclásico. Atesora además, una pintura en donde se representan a las musas de las bellas artes en un ambiente típico del estado de Tlaxcala. Igual de fascinante es el Museo Regional de Tlaxcala, un impresionante recinto instalado en el claustro del Exconvento Franciscano. Tiene nueve salas, que nos exponen en orden cronológico, los periodos históricos más relevantes de esta entidad mexicana. También son de destacar las numerosas piezas arqueológicas que allí se preservan, así como libros y muebles de la época novohispana.

Similar en proyección y valía, es el Museo de la Memoria, el cual se ubica en una noble mansión del siglo XVI. Es el único museo interactivo de este rumbo y nos presenta en tal formato, una exposición acerca de la historia tlaxcalteca.

 

Escribe un comentario