Qué visitar en Real de Catorce

San Luis Potosí es un estado de rotunda proyección turística, con mucho folclor, un ambiente silvestre variado y fascinante y varias comunidades rebosantes de cultura y tesoros arquitectónicos. Viajar a San Luis Potosí es asegurarnos de tener interesantes vivencias, de esas que motivan que uno retorne una y otra vez a ese destino que se ha visitado. Y es que, por las tradiciones y colorido que ostenta esta entidad, vacacionar en ella es como hacerlo en muchos destinos diferentes, todos ellos fascinantes y colmados de oportunidades de descubrimiento. Esto último se debe al pintoresquismo de sitios como Real de Catorce, magnífico Pueblo Mágico potosino.

El nombre original de esta comunidad provincial mexicana era “Real de Minas de la Limpia Concepción de los Álamos de Catorce” y le fue asignado desde la mitad del siglo XVII. Ya entrado el siglo XVIII, el poblado fue incendiado por los indígenas de la región, y posteriormente vuelto a levantar, aunque con una variación en su nombre, siendo ahora “Real de Minas de Nuestra Señora de la Purísima Concepción de los Álamos de Catorce”. Ya en el siglo XIX este nombre fue quedando obsoleto y complicado de pronunciar de tal modo que al final solo quedó en “Real de Catorce”.

Entre los atractivos imperdibles de Real de Catorce sobresale la Plaza de Toros, la cual fue edificada en el siglo XIX, utilizando principalmente cantera rosa. Uno de los detalles que distingue a esta construcción sacra es su asombrosa acústica. Por otra parte, desde la Plaza de Toros, se tiene una hermosa panorámica del valle y la impresionante cañada que rodean a este Pueblo Mágico.

Ahora es tiempo de destacar a la Capilla de Guadalupe, cuya edificación comenzó en 1770. Nos ofrece una fachada simple con arco de medio punto, con torres de un solo cuerpo y casi sin adornos.  El interior de esta capilla es de planta de cruz latina y atesora distintas pinturas murales, que abordan importantes temas sacros.

Otros puntos indispensables para gozar de unas vacaciones en Real de Catorce son: el Jardín Hidalgo, rebosante de árboles, comercios y restaurantes variados. Está considerado como el auténtico corazón de este pueblo potosino; la Plaza Principal de Real de Catorce, en donde se encuentran algunas de las construcciones más valoradas del lugar, como el Palacio Municipal o la Parroquia de la Inmaculada Concepción; Los panteones, en donde fuera instala la primera capilla de la comunidad por un grupo de franciscanos, y el Museo Parroquial, en donde se exhiben fotografías, objetos y varias cosas más, halladas en las antiguas minas de Real de Catorce.

Escribe un comentario