Que visitar en las cercanías de México

Las tres fronteras con las que cuenta nuestro país, son regiones de gran atractivo turístico, y si bien exhiben complejas problemáticas- que no se pueden ni deben soslayar-, lo cierto es que se trata de una circunstancia presente en cualquier otra frontera del planeta. México es una nación que hace frontera con Estados Unidos, en el norte, y con Guatemala y Belice en el sur. En lo que sigue, comentaremos cuales son los aspectos turísticos más importantes de cada una de tales fronteras.

Frontera con los Estados Unidos

La zona limítrofe con los Estados Unidos, nos ofrece una región de ambiente desértico, la cual se despliega en varios estados de la república. Las ciudades mexicanas fronterizas, se caracterizan por su gran dinamismo comercial, su intensa vida nocturna, y un cotidiano intercambio cultural. Las ciudades mexicanas fronterizas son Tijuana, Mexicali, Cd. Juárez, Nogales, Piedras negras, Nuevo Laredo, Reynosa y Matamoros.

Frontera con Guatemala

Lo que define a la zona fronteriza entre México y Guatemala, es el colorido y el folclor de las comunidades que allí aparecen. El colorido y los hábitos de vida de los habitantes del área fronteriza entre México y Guatemala son muy interesantes de conocer desde un enfoque turístico. No obstante, hay que observar que se trata de una región con muchas carencias y poca infraestructura. La frontera sur de nuestro país, se despliega desde el Océano Pacífico al Océano Atlántico, tiene unos 1200 km de longitud y hace límites con Guatemala y con Belice. La frontera con Guatemala comprende unos 956 km, correspondientes a parte de los estados de Chiapas, Tabasco y Campeche.

Frontera con Belice

La zona fronteriza con Belice, se presta más para el ecoturismo y los deportes acuáticos. Es un territorio casi virgen, el cual posee una densa vegetación y varios cuerpos de agua y zonas costeras, ideales para la navegación, la pesca deportiva, el buceo y el esnorquel. Por otro lado, en esta región se pueden hallar comercios con los productos más variados, a precios excelentes, y algunos divertidos casinos.

Como hemos visto, la República Mexicana nos ofrece muchos destinos turísticos de primer nivel, y así también, las naciones colindantes con la nuestra y sus respectivas fronteras, son espacios turísticos para no perderse. No se espere hallar lujosos complejos vacacionales, en estos lugares, sino ámbitos interesantes, repletos de grandes contrastes sociales y formas culturales que poco a poco van asumiendo una identidad propia.

Escribe un comentario