¡Qué rica es Puebla! Platillos emblemáticos de Puebla

La riqueza culinaria de Puebla es vasta y muy variada. Incluye todo tipo de platillos, desde guisos típicos hasta dulces y postres tradicionales. En lo que sigue, mencionaremos a detalle, algunos de los platillos poblanos más emblemáticos. Una canción popular del folclor mexicano expresa “¡Que chula es Puebla!”. Parafraseando esta melodía, y de acuerdo a las creaciones gastronómicas que comentaremos, se puede expresar con toda justicia, ¡Qué rica es Puebla!, y vale la pena disfrutar a fondo sus muchos atractivos culinarios y culturales en general.

Chiles en Nogada

Se trata de una creación culinaria de temporada, puesto que la granada que incluye, solo se puede obtener madura, durante los meses de agosto y septiembre. Lo mismo sucede con la nuez de castilla, otro de sus complementos. Este platillo consta de un chile poblano con relleno de frutas y carne, cubierto con nogada, una rica salsa elaborada con nuez. Los granos de granada sirven como adorno. Los chiles en nogada destacan por combinar a la perfección, sabores dulces y salados.

Mole Poblano

Otro ícono de la gastronomía de Puebla. Tradicionalmente el mole se ofrece con carne de gualolote (pavo americano), aunque también se acostumbra utilizar carne de puerco, pollo o res. El mole incluye en su elaboración cacao o chocolate, jitomates, pasas, almendras, cebollas, pimientas; ajo, diferentes tipos de chile: mulato, ancho, chipotle y pasilla, y también condimentos como clavo, canela y perejil. Ya en el plato, lleva además, ajonjolí esparcido. Complemento infaltable, como sucede con todo platillo mexicano, son las tortillas de maíz o en su defecto, pan de sal.

El mole poblano, de acuerdo a la tradición, fue creado accidentalmente por una monja que molía diferentes ingredientes en la cocina de un convento. La madre superiora de este lugar, al percibir el extraño aroma proveniente de la cocina, exclamó “¡Qué bien mole!”, queriendo decir, “Qué bien muele”, refiriéndose a la molestia que le causaba la afanosa hermana en la cocina. Se dice que desde ese momento, el mole como tal, recibió su nombre.

Antojitos varios y dulces típicos

Al comentar acerca de la gastronomía de Puebla, es indispensable mencionar algunos de sus más gustados antojitos y dulces tradicionales. En cuanto a los primeros, sobresalen las chalupas, pellizcadas, tamales, tlacoyos, memelas, mole de olla, molotes, enchiladas, flautas, elotes asados, pozole, gorditas , enfrijoladas, chilaquiles, quesadillas y tamales de distintos sabores. En lo tocante a los dulces típicos de Puebla, son deliciosos y recomendables las alegrías, borrachitos, bocados de coco, jamoncillos de piñón, jamoncillos de pepita, dulce alfeñique, muéganos y por supuesto, los tradicionales camotes poblanos.

1 Comment

Escribe un comentario