Que comprar en Zicatela

Antes de comentar acerca de lo que se puede comprar en playa Zicatela y los mejores lugares para hacerlo, hay que describir someramente Puerto Escondido, el bello lugar donde se encuentra, uno de los destinos turísticos de referencia en Oaxaca y en general en todo el país. Puerto Escondido es un sitio encantador especialmente por las hermosas playas con las que cuenta y que se caracterizan por sus aguas turquesa y su fina arena gris. Puerto Escondido al tener playas como Zicatela, se proyecta como el refugio ideal para los turistas que buscan los entornos naturales más bellos y tranquilos.

Pero además, quienes tienen por costumbre adquirir recuerdos y productos diversos en los destinos turísticos que visitan, también encontrarán muy interesante recorrer los alrededores de Zicatela, en el corazón mismo de Puerto Escondido. No se hallarán allí grandes complejos comerciales, ni almacenes de grandes dimensiones, sino más bien, sencillos comercios en donde se ponen al alcance del público, admirables artesanías a un precio muy conveniente.  Puerto Escondido es visitado por viajeros provenientes de distintas partes del orbe, y por lo general encuentran fascinantes los trabajos artesanales y otros productos típicos de esta parte de Oaxaca. Dos de los lugares que más frecuentan para ello son el andador conocido como El Adoquín y el Mercado Benito Juárez.

En cuanto a El Adoquín, se extiende en la calle que corre paralela a la playa. Allí se localizan varios puestos de hamacas, playeras, joyería, hamacas, artesanías, y mucho más. El Adoquín es uno de los lugares más entretenidos de Puerto Escondido, que puede recorrerse al caer la tarde. Ir de compras al Adoquín es la perfecta antesala para luego gozar de la vida nocturna de este magnífico destino turístico.

Otra buena recomendación para comprar no solo artesanías, sino también muchos otros productos oaxaqueños, es el Mercado Benito Juárez. Desde la perspectiva del viajero se manifiesta como un caleidoscopio de colores, aromas y sonidos. Transitando por los pasillos de este espacioso mercado, se encontrarán puestos con las mercancías más diversas: verduras, frutas, telas trabajadas a mano, joyería y artesanías en madera y mucho más. En especial los días miércoles y sábados el entorno se colma de gente, folclor y ambiente popular, puesto que son los “días de mercado” cuando arriban los habitantes de las zonas montañosas de esta parte de Oaxaca, para vender sus productos en la ciudad, lo cual para el turismo es una experiencia interesante y aprovechable.

Escribe un comentario