Practicando rafting en el Amacuzac Morelos

Si bien, Morelos cuenta con una superficie no mayor a los 5,000 kilómetros cuadrados, las actividades acuáticas que en este territorio se pueden realizar, son muchas y muy emocionantes. Por esta razón, para quien tenga deseos de practicar un deporte acuático, pero resida en el centro del país y no en una región costera, Morelos es la alternativa perfecta.

En lo que sigue, mencionaremos algunos de los deportes acuáticos que se pueden practicar en este estado y los mejores sitios para hacerlo. Finalmente, recomendaremos la práctica del rafting en el río Amacuzac, como una prueba de destreza, valentía y pasión, para los turistas extremos que visitan México.

Variada oferta

Para practicar la natación, en el estado de Morelos, bastan y sobran los numerosos balnearios, rebosantes de albercas, que allí se encuentran. Por otro lado, para quienes desean navegar en veleros, lanchas de motor y motos acuáticas, Tequesquitengo es la opción perfecta. Para los aficionados a la pesca, Morelos ofrece diferentes alternativas, como por ejemplo, las Lagunas de Zempoala, ideales para pescar truchas, o bien, Las Estacas, en donde se pueden pescar mojarras. Una opción más, es la laguna El Rodeo, al suroeste de Xochicalco, en donde se pueden pescar lobinas.

Pero también, para quien gusta del buceo con esnorkel y del buceo con tanques, Morelos resulta interesante. Para este deporte, lo mejor son el lago de Tequesquitengo y el río Las Estacas. En este último lugar, incluso se alquilan equipos de buceo, para los que se animan a explorar las aguas profundas de ese sitio. Otro lugar recomendable, para quien disfrute de prácticas submarinistas, es el borbollón de aguas sulfurosas que hay en Issstehuixtla.

Como hemos visto hasta el momento, Morelos es uno de los estados con más opciones para la práctica de los deportes acuáticos.

El desafío del Amacuzac

De entre todos los deportes acuáticos, el rafting es uno de los más intensos. Para quienes se atreven a practicarlo, el río Amacuzac, afluente del Balsas, es de las opciones más sugestivas para ello. Dos son los tramos de este río, en donde la práctica del rafting se facilita principalmente: el Alto Amacuzac, desde Cacahuamilpa hasta Huajintlán – el cual es idóneo para todo el público-, y el Bajo Amacuzac- tramo clasificado por los especialistas en el rafting, como de clase III y IV, y por lo tanto, recomendable para deportistas experimentados-, el cual se extiende más allá de Tehuixtla. El Alto Amacuzac, es un recorrido de 15 Km e incluye aproximadamente 20 rápidos. En lo que se refiere al Bajo Amacuzac, se trata de un recorrido de 15 km, con numerosos rápidos bautizados con ocurrentes nombres, como “el quitacrudas” o “la licuadora”. La única temporada para practicar rafting en el río Amacuzac, comprende de junio a diciembre, puesto que, durante estos meses, las lluvias agrandan lo necesario el caudal, para así tornarlo adecuado para los deportes acuáticos.

Escribe un comentario