Plaza de San Marcos, Aguascalientes

Aguascalientes posee una gran riqueza patrimonial, misma que se manifiesta a través de distintas creaciones de arte y la hermosura arquitectónica de sus edificios más representativos. Se trata de testimonios dejados por los antiguos moradores de la ciudad y aquellos quienes, durante más de cuatrocientos años, han animado la historia de esta entusiasta y colorida urbe.

Uno de los espacios más significativos de la vida local, es la Plaza de San Marcos, un bello jardín definido por una balaustrada de tipo neoclásico, elaborado en cantera rosa, con accesos orientados hacia los cuatro puntos cardinales y remates tipo jarrón. La Plaza de San Marcos de la ciudad de Aguascalientes es un clásico lugar de reunión para tomar un grato paseo, descansar en una banca a la sombra de los altos árboles y contemplar las muchas construcciones admirables que la rodean.

El primer edificio que destaca, es el Templo de San Marcos, mismo que era conocido en otros tiempos, como el Templo del Pueblo Nuevo de Indios, por el hecho de que fue fundado por un grupo de indígenas de la zona, en 1604. Muestra tradicional de la arquitectura colonial de los siglos XVI y XVII, la construcción del Templo de San Marcos dio comienzo en el año de 1655 y finalizó en 1765. El exterior del edificio es de estilo barroco y su interior, neoclásico.

Qué visitar en la Plaza de San Marcos

La fachada de cantera del Templo de San Marcos es de estilo churrigueresco, ostenta una buena labor de relieves y columnas; una torre baja y otra más elevada, divididas en tres conjuntos, lo cual le otorga distinción compositiva al edificio, además, crea un interesante rompimiento de simetría. El reloj que tiene es posterior a la época de su construcción.

Al doblar una esquina se puede hallar la calle Jesús F. Contreras, la cual corre lateral al jardín, en donde hace tiempo se desarrolló una campaña de restauración de fachadas, con el objetivo de rehabilitar los edificios coloniales más importantes de esta parte de la capital hidrocálida. Cuando se levantaron estas construcciones, se apegaron a una reglamentación de proporciones y ventanas, tanto como de alturas. Por ello, se observa una enorme fachada urbana que le ofrece continuidad al jardín de la Plaza de San Marcos.

En esta zona urbana de Aguascalientes se puede observar una mezcla de distintos colores típicamente mexicanos, que evoca los tonos cromáticos de las telas tradicionales de la provincia nacional. Por otra parte, algunos detalles de la arquitectura hidrocálida, se hacen patentes en esta área de la ciudad, como remates, alturas, ventanas alargadas, etc.

También es importante en la Plaza de San Marcos, su Plaza de Toros, una gran construcción, que, por sus particularidades, está considerada como una de las más relevantes de toda América Latina. Este coso taurino fue edificado para complementar la oferta de la antigua Plaza de Toros de San Marcos.

Cómo llegar a la Plaza de San Marcos

La Plaza de San Marcos se ubica en el Barrio de San Marcos, de la ciudad de Aguascalientes, Aguascalientes.

Información relevante acerca de la Plaza de San Marcos

En la cercana calle de Manuel M Ponce se localiza la Escuela de Música del mismo nombre, un edificio de color azul, con un zoclo muy bien trabajado. Las ventanas muestran un frontón rojo de medio círculo, estilo barroco tardío. Igual de interesantes son: el edificio del Colegio Portugal, con sus arcos de la planta superior y otros detalles ornamentales de gran valía, y el edificio de la Secretaria de Turismo del estado de Aguascalientes.

Actividades a realizar en la Plaza de San Marcos

Aconsejamos admirar la bella balaustrada que rodea al Jardín de San Marcos, la cual está construida en su totalidad con cantera, con una banca integrada y un tamaño de 1.80 metros de altura con un enorme remate y varios jarrones ornamentales. Estos últimos dan cuenta del buen trabajo de los artesanos de la zona. Los arcos integran el ingreso al jardín, y dejan en los visitantes, un recuerdo imborrable de la belleza arquitectónica, histórica y cultural de Aguascalientes. Cada vez que se visite la capital hidrocálida, en la Plaza de San Marcos tenemos una escala obligada, sumamente grata.

Escribe un comentario