Pátzcuaro Pueblo Magico, Michoacán

Los orígenes de Pátzcuaro pueden rastrearse en los tiempos prehispánicos, cuando tribus chichimecas arribaron a estas tierras purépechas, cerca del año 1000 después de Cristo. Allí hallaron comunidades sedentarias de indígenas nahuas, con los cuales establecieron una alianza. El primer nombre que recibió Pátzcuaro fue Tzacapu-ansucucutinpatzcuaro, de acuerdo a los antiguos anales, y el significado de este nombre es “puerta del cielo”.

Hoy en día, Pátzcuaro es un auténtico imán turístico en el estado de Michoacán y miles de turistas de todas partes del mundo, arriban a sus parajes buscando hacerse con un poco de su inmensa riqueza en tradiciones y cultura, así como también, para recrearse con su artesanía y atractivos silvestres.

Qué visitar en Pátzcuaro

Por su privilegiada localización geográfica, en el interior de la cuenca- lo cual le brinda ventajas económicas y turísticas-, Pátzcuaro, sobresale de entre todas las comunidades michoacanas. Aun estando en una zona de grandes dinámicas sísmicas y volcánicas, viajar a Pátzcuaro es una garantía de emociones, diversión y valiosos descubrimientos.

De entrada, se recomienda conocer el Antiguo Colegio de San Nicolás, el cual, fue fundado por el célebre Vasco de Quiroga, en 1540. Exhibe una portada ochavada y un patio interior, sumamente admirable. Destaca la alineación de arcos y columnas que este patio presenta, encaminada a la entrada y el vestíbulo. Este edificio es la sede actual del Museo de Artes Populares.

También relevante es el Antiguo Convento de Santa Catarina, también conocido como la “Casa de los Once Patios”. Construcción dominica, preserva solo cinco de sus patios originales y sobresale por su sobria proyección arquitectónica de aleros de teja y sencillas arquerías.

Admirable es en Pátzcuaro, el Templo del Sagrario, edificado en honor de la Virgen de la Salud. Esta barroca construcción, fue el convento donde moraban las monjas de Santa Catarina. En este mismo sentido, no hay que perderse la Capilla “El Humilladero”, la cual preserva una cruz pétrea que fuera colocada por un grupo de misioneros en 1553. Luce una fachada plateresca engalanada con una espadaña con diminutas campanas.

Otros atractivos destacados de Pátzcuaro son: el Museo de Artes e Industrias Populares, con su colección de objetos elaborados por los indígenas purépechas, con maderas y textiles; Santa Fé de la Laguna, con el cerro El Zirate paraje de mayor altura en Michoacán, ideal para el excursionismo; y el Lago de Zihuarén, en donde se pesca el célebre pescado blanco michoacano.

Cómo llegar a Pátzcuaro

Llegar a Pátzcuaro no es nada complicado. Se encuentra a tan solo 56 kilómetros al suroeste de la capital michoacana, la ciudad de Morelia. Desde allí, solo hay que seguir la carretera 43.

Información relevante acerca de Pátzcuaro

Es interesante saber que Janitzio, famosa isla de la laguna de Pátzcuaro, no es la única ínsula que existe dentro de este cuerpo de agua, ya que, en total, existen ocho más y siete de ellas están habitadas.

Otro dato relevante con relación a Pátzcuaro, se relaciona con Vasco de Quiroga, el cual era nombrado como “Tata Vasco”, por el talante bondadoso que demostraba hacia los indígenas de la región. Vasco de Quiroga constituyó a Pátzcuaro, de 1538 a 1540, en la sede más importante del obispado que le correspondió.

Las fiestas más relevantes de Pátzcuaro se llevan a cabo el 1 y 2 de noviembre para celebrar el Día de Muertos. Parte esencial de estos festejos, es la puesta de ofrendas a los difuntos del lugar. También son significativos los festejos del 7 y 8 de diciembre, dedicados a la Virgen de la Salud. El 25 de diciembre no hay que perderse las emotivas pastorelas; el 3 de mayo, la fiesta de las yuntas ornamentadas y el Viernes Santo, la procesión de Cristos.

Actividades a realizar

Cuando se viaje a este destino turístico michoacano, es aconsejable disfrutar del Ario de Rosales, área boscosa rebosante de coníferas que hermosea el perímetro del pueblo y que fuera declarada zona ecológica protegida en 1937.

En el marco de un viaje a Pátzcuaro, también se puede visitar: Ihuatzio, sitio arqueológico que incluye un espacio conocido como la Plaza de Armas y también un área de yácatas o construcciones piramidales, levantadas sobre un gran basamento y Tiriptío, poblado que cuenta con un encantador convento agustino del siglo XVI.

Escribe un comentario