Paseo de fin de semana al Espacio Escultórico UNAM

 

El fin de semana en México se vive de muchas maneras distintas debido a la gran cantidad de atracciones con las que cuenta nuestro país.  Pocos países en el continente son tan interesantes para gozar de los fines de semana, como México.  Tomemos el caso de la Ciudad de México.  Simplemente la capital mexicana tiene sitios innumerables para hacer de los fines de semana, tiempos de disfrute y descubrimiento.  En la Ciudad de México, Ciudad Universitaria de la UNAM, tiene un atractivo muy especial.

La Casa de estudios universitarios más grande de América latina es un espacio imperdible para el turismo cultural. Para el caso de un paseo de fin de semana, aconsejamos llevar a los niños a conocer el Espacio Escultórico de la UNAM.

¿Por qué es tan recomendable esta zona? ¿Qué la distingue en el vasto espacio que ocupa Ciudad Universitaria? ¿Cómo explorar todo lo que tiene para ofrecernos el Espacio Escultórico de la UNAM, para un paseo de fin de semana?

De entrada, los niños pueden aprender mucho en tal sitio: por ejemplo, las consecuencias de las erupciones volcánicas, las tendencias artísticas de vanguardia particulares del siglo XX o bien, como es posible que existan paisajes plenos de quietud y naturaleza rotunda en la ciudad más grande del mundo. Sin dudarlo, el Espacio Escultórico de la UNAM es un ámbito para experimentar muchas aventuras el fin de semana. México y en especial su capital tienen un tesoro de arte y ecología en el lugar que les  recomendamos.

El Espacio Escultórico nos presenta un ámbito de lava petrificada y al mismo tiempo un punto ideal para hacer un día de campo. Simplemente tomar fotografías del paisaje impactante que caracteriza al Espacio Escultórico de la UNAM, justifica acudir a este sitio en un paseo de fin de semana.

Inaugurando a finales de la década de 1970 y los inicios de 1980, las autoridades de la UNAM, encabezadas por Guillermo Soberón, el entonces rector, impulsaron la construcción de este lugar. Fue entonces que se decidió circundar una porción de este accidente volcánico con 64 grandes estructuras piramidales.  De esta manera surgió una de las obras arquitectónicas más relevantes de Latinoamérica.

Es aconsejable visitar el Espacio Escultórico de la UNAM (y más si se visita con los niños) bloqueador solar y tenis, así como también, agua y alimentos. Es un sitio donde el sol cae con intensidad casi todos los meses del año y por ello puede sentirse mucha ser al recorrerlo.

De igual manera se debe tener precaución al deambular por el magno solidificado por tener caprichosas formas pétreas, en donde se pueden sufrir accidentes.

El Espacio Escultórico de la UNAM abre de lunes a viernes de 9 a 18  horas. Una  vía recomendable para llegar allí es utilizando el metrobus, hasta la estación Centro Cultural Universitario.

Escribe un comentario