Parras, santuario vitivinícola en el desierto

En un entorno desértico, rotundo y fascinante, los Pueblos Mágicos del estado de Coahuila, Parras de la Fuente y Cuatro Ciénegas, nos ofrecen una notable experiencia turística. En este caso, los visitantes hallarán una vivencia vinícola estupenda, ya que además de permitirnos pasear por las calles de Parras, nos deja observar cómo se da el cultivo de deliciosas vides. Estas últimas llenan de misticismo e historia los rincones más representativos de este Pueblo Mágico.

Una de las recomendaciones que deseamos hacerles, para el caso de visitar Parras, es recorrer la casa vinícola San Lorenzo, localizado en Casa Madero. Allí los turistas pueden conocer los procesos de producción de vino que allí se siguen, además de saborear, ricas copas de vino. Luego se puede continuar por esta ruta y acudir a las Bodegas de Hacienda de El Perote, localizadas en el interior de la ciudad y al final de la calle Ramos Arizpe. También es interesante la casa El Vesubio, dedicada a la producción de generosos vinos, en pleno centro de la ciudad de Parras, en Coahuila.

Escribe un comentario