Parras pueblo mágico de Coahuila

En un oasis verde, en medio de un inmerso paisaje desértico, se localiza Parras, orgullo del estado de Coahuila. Las características geológicas de Parras y la afanosidad de sus habitantes, han hecho de este lugar, un importante centro vitivinícola. Todo en Parras es una invitación a experimentar sabores, olores y vivencias inolvidables: así sus calles, sus vinos, sus platillos típicos y sus admirables edificios coloniales.

Algunos de los atractivos de este pueblo mágico de Coahuila, que no te puedes perder, son, por ejemplo, el Santuario de Nuestra Señora de Guadalupe, edificio sacro del siglo XVII, de sobria fachada y con una bella torre lateral ornamentada con pináculos. Su retablo principal, de la autoría de Antonio de Torres, célebre artista del siglo XVII, expone un estilo barroco y tres cuerpos, en su arquitectura salomónica. Este retablo está dedicado a San Ignacio de Loyola.

También importante, en el marco de una visita a Parras, Coahuila, es el Museo y Archivo Matheo. Junto al santuario de Nuestra Señora de Guadalupe, se ubica el templo de San Ignacio de Loyola, construcción del siglo XVII, conocida popularmente, como el antiguo Colegio de San Ignacio. Allí se encuentra el Museo y Archivo Matheo, con admirables pinturas del siglo XVII y relevantes documentos eclesiásticos y civiles del periodo que va de los siglos XVII al XIX.

Otro punto de Parras, muy interesante, es la Iglesia de Santo Madero. Se trata de una construcción edificada entre 1868 y 1880, la cual, se ha transformado en un lugar de culto religioso muy importante en esta comunión coahuilense. La iglesia de Santo Madero se levanta en la cima del cerro del Sombreretillo, que recibe este nombre por su curiosa forma de sombrero. Este templo exhibe una sencilla ornamentación, y cuenta con un atrio bordeado por un muro de barandales metálicos. Desde allí, se observan espectaculares panorámicas de Parras y sus alrededores.

Otros nobles edificios que debes conocer en este pueblo mágico son: el Palacio Municipal de Parras y la Casa de la Cultura. También imperdible es la Hacienda San Lorenzo, con su didáctico Museo del Vino.

La oferta turística de este bello rincón de Coahuila, se complementa con modernos balnearios que se ubican en la periferia de Parras. Estos centros de esparcimiento incluyen juegos infantiles, albercas y toboganes. También cuentan con canchas para la práctica del futbol o el básquetbol. Resulta muy grato aprovechar las palapas y asadores que existen en estos balnearios de las afueras de Parras. De entre los más populares, hay que mencionar el Parque Recreativo La Ilusión y los Estanques de la Hacienda, Zapata y La Luz.

Finalmente, cuando visites Parras, no dejes de probar el asado de puerco, la barbacoa y los tamales de pollo, todo ello acompañado de frescos aguacates y vino generoso. Como postre, disfruta las ricas nueces garapiñadas del lugar.

Escribe un comentario