Parques Nacionales de Chiapas

Las áreas protegidas que les recomendaremos a continuación, tienen en común el hecho de hallarse en el estado de Chiapas, pero además, todas ellas comparten una singular hermosura: la que les otorga la impresionante variedad de especies de animales y plantas que en estos lugares habita. Y si también coinciden en la pluralidad de ambientes que allí se congregan, lo cierto es que sus panoramas y su aprovechamiento turístico pueden ser muy distintos. Se trata de el Cañón del Sumidero, las Lagunas de Montebello y Bonampak.

Vale la pena destacar que en el Cañón del Sumidero, con sus paredes colosales, algunas de las cuales superan los 800 metros y el impetuoso caudal del río Grijalva, que por allí transita, se han identificado hasta la fecha 18 variedades de orquídeas, 10 de bromelias, 3 de helechos y 5 de begonias. Además, los turistas que viajan al Cañón del Sumidero para practicar el ecoturismo, pueden contemplar uno de los últimos hábitats que se existen para especies como los hocofaisanes, cocodrilos de río y monos araña. En este recomendable lugar, también pueden observarse halcones cola roja, gavilanes, iguanas negras, jabalíes, boas constrictor y chachalacas.

Por lo que se refiere a las Lagunas de Montebello, se trata de un parque nacional que cuenta con 62 especies exclusivas de Mesoamérica y otras 200 particulares de las selvas tropicales y las zonas boscosas. En estas últimas, además, crece una gran cantidad de candelaria, tipo de orquídea que cubre piedras y troncos. Por lo que se refiere a los mamíferos que los viajeros pueden contemplar en el parque nacional Lagunas de Montebello, hay que destacar a los venados cola blanca, armadillos, osos hormigueros, zorras grises, tlacuaches, tigrillos y musarañas. Por supuesto, se recomienda practicar tal observación recreativa de estos ecosistemas chiapanecos, con la guía y protección necesarias.

Finalmente, Bonampak, así como las Lagunas de Montebello y el Cañón del Sumidero, además de exhibir una profusa diversidad de vida silvestre y valía ecológica, son escenarios perfectos para disfrutar del turismo. Actividades relacionadas con el turismo de aventura, el excursionismo, el rapel, la navegación en kayak y la observación científica del medio, son altamente recomendables en estos tres parques nacionales. Por ejemplo, en Bonampak, área especialmente protegida por su acelerada desaparición- notable en el último siglo-, habitan sapos, cientos de insectos, ranas arborícolas, pájaros carpintero, salamandras, más de 6000 especies de árboles y 70 variedades de orquídeas.

Escribe un comentario