Parque Nacional de Uruapan

La ciudad de Uruapan, conocida como la capital mundial aguacate, posee en sus adentros un hermoso parque repleto de vegetación decorado con decenas de fuentes que permiten que el agua fluya por todo rincón, lo cual hace del sitio un extraordinario lugar para relajarse, caminar, hacer ejercicio y conocer la flora y fauna de esta meseta michoacana

El Parque Nacional de Uruapan, también conocido como Parque Nacional Eduardo Ruíz, es el sitio de nacimiento del río Cupatitzio, que significa “río que canta por sus caídas”, lo cual permite que agua cristalina recorra todo el el sitio, proveyendo de frescura y tranquilidad uno de los pocos  Parques Nacionales de México que se encuentran enclavados en una ciudad.

El origen de este parque es remoto, aunque podría decirse que comenzó a partir de que  Toribio Ruiz adquiere la propiedad a mediados del siglo XIX, para después heredarla a su su hijo, el licenciado Eduardo Ruiz, quien a su vez dejó el parque a su hija Josefina, razón por la cual se conoció al sitio como “La Quinta Josefina”.

En 1930, las señoras Josefina Ruiz vendió sus propiedades, siendo adquiridas por el general Lázaro Cárdenas, quien regaló el espacio a la nación mexicana y el 2 de noviembre de 1938 le otorgó el nombre oficial de Parque Nacional Eduardo Ruiz. Con el tiempo, Cárdenas ordenó la construcción de caminos, fuentes y comedores para esparcimiento de los visitantes. En aquella época el parque llegó a ser muy grande, no obstante el crecimiento de la ciudad redujo sus dimensiones a su superficie actual de 19 hectáreas.

Las numerosas fuentes que recorren el parque tienen  nombres purépechas: Julhiata (El Sol); Teshkukua (Arco iris); Nana Kutzi (La Luna); Janikua Tzitziki (Flor de Lluvia), aunque también hay otras con nombres en castellano (Los Espejos, El tornillo etc.)

Destaca por su belleza la fuente Cola de Pavorreal, que aunque pequeña, tiene un bello salto de agua que asemeja la forma que adquieren las plumas de esta bella ave.

Asimismo, son recomendadas las múltiples caídas de agua, como las llamadas Velo de Novia, Columpio del Diablo, El Pescadito, Baño Azul y las Corrientes de Eréndira, entre otras.

Precio y Horarios

El precio general de la entrada es de 14 pesos. Niños y adultos mayores 7 pesos.

El horario de entrada es de 8:00am a 18:00pm

2 Comments

  1. Gonzalo Ramos Aranda on

    Les comparto mi poema, inspirado en el bellísimo . . .

    PARQUE NACIONAL DE URUAPAN
    “En la Barranca del Cupatitzio, . . . Dios, agua, vida, origen, dulce inicio.”

    Meseta encumbrada, Dios así lo quiso,
    paraje del cielo, edén, paraíso,
    botón michoacano, la región más tierna,
    Uruapan bonito, primavera eterna.

    Jícara esmaltada, ¡Río del Cupatitzio!,
    barranca, hondonada, al fin precipicio,
    que bello, tan lindo, Parque Nacional,
    purépecha, sacra, ecología cultural.

    El bosque, sus plantas, ¡cosa más hermosa!,
    olor de la tierra, fresca “charandosa”,
    árboles, follaje, joyas inmanentes,
    el agua, las piedras, remansos, afluentes.

    Un canal en calma, rocío del candor,
    la compuerta se abre, torrente de amor,
    cascadas que rompen frágiles cristales,
    formando las ondas, en los manantiales.

    “Cola de Caballo”, venga “La Alegría”,
    “Catalina” riega, mi alma, todo el día,
    “Copa de Oro”, “El Puente”, de salto elegante,
    natura se muestra feliz y arrogante.

    Líquido sonido, golpe de poder,
    que arrulla el oído, . . . al caer, correr,
    ¡“El Gólgota”, “Yerbabuena”, “Gandarillas”,
    tóquen al son, de tonadas, tonadillas!

    Por el río que canta, denme un si bemol,
    color de “Arco Iris”, espectro del sol,
    las truchas se bañan, al compás de claves,
    bailan las ardillas, se entonan las aves.

    Encinos y pinos, ramas bullangueras,
    platano con hueso, las verdes higueras,
    blanco carbonato, tomo “cebadina”,
    rica, efervescente, garganta se afina.

    Fuente “Los Espejos” que, un venero, emana,
    cuento los chorritos que, “Eréndira”, hermana,
    Mural de Mapeco, húmedo y silente,
    arte de un artista que admira la gente.

    Burbujeante pila es la “Del Tornillo”,
    que hace las delicias de todo chiquillo,
    es “Janintzitzic” tersa “flor de lluvia”,
    repicar de gotas, la nube . . . diluvia.

    Su “Velo de Novia”, escurre y salpica,
    el cause, el caudal, ya se magnifica,
    “Cola Pavo Real”, de plumas muy finas,
    fluidos transparentes, parecen cortinas.

    Senderos sinuosos, que están bien trazados,
    kioscos, escalones, chulos empedrados,
    calzadas “De Sapos, “De la Media Luna”,
    puente “Del Recuerdo”, del cariño es cuna.

    Vengan visitantes, “Los Recién Casados”,
    que se quieran mucho “Los Enamorados”,
    cuidar medio ambiente, es imperativo,
    que luzca, que brote, su ser reflexivo.

    “Camelinas” finas, flores bugambilias,
    un paseo precioso, para las familias,
    bendición de un Fraile, su fe, sangre que arde,
    “Rodilla del Diablo”, que se fue cobarde.

    Allá, en lo más hondo, en lo más profundo,
    arriesgando todo, conquistando el mundo,
    se va el clavadista tras de la moneda,
    exponiendo vida, borbollón lo enreda.

    ¡Que baile, que dance, mi “Juaquiniquil”!,
    músical su brisa, de copa gentil,
    es culta la guía del hombre maduro,
    prepárate niño, es tuyo el futuro.

    Jabonosa espuma, “Cutzi” solo hay una,
    tan blanca, brillosa, como la fortuna,
    veo las espirales de los remolinos,
    siento el fresco viento . . . de nuestros destinos.

    Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
    Uruapan, Michoacán, México, a 16 de noviembre del 2012
    Dedicado al mejor guía, Jesús Reyes Rodríguez
    Reg. SEP Indautor No. 03-2013-111212464200-14

Escribe un comentario