Parque de Aventura, emociones en Barranca del Cobre

Toda una  experiencia turística de gran emotividad, es la de contemplar los majestuosos paisajes de las Barrancas del Cobre y atreverse a las emociones de Parque  de Aventura. Quien haya deseado experimentar alguna vez la sensación de volar, en este sitio magnífico, tiene una ocasión privilegiada. Y es que el Parque de Aventura, en Barrancas del Cobre, cuenta con tres elementos, con los cuales, los visitantes pueden sentir la experiencia del vuelo. El primero es un excelente teleférico, luego está, una divertida red de tirolesas y finalmente, una vía ferrata que incluye rapel y saltos al estilo Tarzán.

Quien viaje a Chihuahua y visite el Parque de Aventura, en Barrancas del Cobre, encontrará una serie de diversiones para toda la familia, además de panorámicas hermosas y el sortilegio natural del territorio donde habitan los indígenas Raramuri.

Diversión pura

Definitivamente, no existe un teleférico tan espectacular en todo México, como el de Barrancas del Cobre. Su recorrido abarca hasta 2.75 kilómetros sobre los colosales abismos de la Barranca. En cuanto a la tirolesa, del parque, esta comprende un recorrido de 4 kilómetros y medio, separados en 7 saltos y altos puentes colgantes. Completar esta trepidante ruta nos lleva a veces hasta 2 horas y media. Los saltos que deben emprenderse van desde los 200 metros hasta el kilómetro de longitud y alturas de 400 metros. Este recorrido formidable, culmina con un salto de casi 700 metros que nos conduce hasta la mesa de Bacajípare. La vía ferrata, por su parte, mezcla el rapel, la escalada en riscos y el salto estilo Tarzán y para superar este desafío, además de tener la fuerza y la paciencia que amerita un recorrido extremo de  más de dos horas de duración, se precisa de suma destreza y elasticidad.

Otros sitios de interés

Cerca de Barrancas del Cobre se localiza otro sitio increíble que nos ofrece la oportunidad de contemplar algunos de los paisajes más impresionantes del mundo. Y es que, el sistema montañoso del Divisadero, abarca 60 mil kilómetros e incluye barrancas de una hondura mayor a la del Gran Cañón del Colorado en los Estados Unidos. Los nombres de estas barrancas son legendarios por su majestuosa estampa: Candameña, Batopilas, Sinforosa y Urique. El Divisadero se localiza a 50 kilómetros de la ciudad de Creel y es uno de los destinos turísticos célebres de toda la región. Allí es donde se conectan las barrancas de Tarrarecua, Urique y del Cobre. Para comodidad de los muchos turistas que visitan la zona, existen allí hoteles de excelente calidad.

Escribe un comentario