Paradores turísticos en Michoacán

Desde hace tiempo laboran, en la zona centro-poniente de la costa michoacana, diferentes centros enfocados al ecoturismo, conocidos popularmente como “paradores”. Tales lugares son atendidos por las comunidades indígenas de la región. Estos paradores incluyen cabañas bien construidas y pulcras. Por lo general, cuentan también con sencillos restaurantes, en donde se sirven deliciosos platillos típicos. Algunos de ellos también tienen piscina, áreas con juegos infantiles, y varios servicios más. Muchos de estos paradores pueden encontrarse en la franja de playas que va desde Zapote de Tizupan hasta llegar a La Ticla.

Palma Sola

A no más de 2 kilómetros de la entrada a Faro de Bucerías, se localiza el ramal de acceso a dos playas muy hermosas: Palma Sola y La Manzanillera. Para muchos viajeros, son las mejores playas de estos rumbos michoacanos. Las dos tienen dimensiones moderadas- de entre 200 o 300 metros de largo-  y se extienden en un ambiente de peñascos, oleaje medio y cristalinas aguas. En Palma Sola existe un  parador sumamente agradable con varias cabañas, tal vez las más atractivas de la zona.

Ixtapilla

Se trata de otra bella playa michoacana, ubicada 6 kilómetros más allá de Palma Sola. Es de gran tamaño, con un oleaje que va de mediano a intenso. Ixtapilla es, junto con Colola, la playa tortuguera más relevante del estado. Con frecuencia se pueden observar en Ixtapilla numerosos ejemplares de tortuga golfina, tortuga negra y en los meses finales del año, tortuga laúd. En los días de mayor intensidad de arribo de tortugas adultas, para anidar, se registra un ritmo de 1,500 animales por hora.

La Ticla

Esta es otra extensa playa de Michoacán, de las favoritas entre los aficionados al surf. Deportistas de naciones como Brasil, Australia y Estados Unidos se dan cita en La Ticla, para desafiar al fuerte oleaje que la caracteriza. Para cuestiones de alojamiento, además de un excelente parador, en La Ticla hay enramadas y diversas cabañas.

Las Brisas

A partir de La Ticla hay 15 kilómetros hasta llegar a la comunidad de Placita de Morelos, el cual cuenta con gasolinería y establecimiento de abarrotes. Siete kilómetros después, se localiza Las Brisas, enorme playa situada entre cerros impresionantes. Es un lugar ideal para la diversión de los niños, por su fina arena, grata al contacto con la piel. Cuenta con un hotel, varias enramadas y un agradable restaurante-bar. También recomendables en esta parte de Michoacán son, San Juan de Alima y la Laguna de Mezcala.

Escribe un comentario