Naturaleza y tradición en Villa del Carbón

En las montañas del Estado de México, a tan solo una hora del Distrito Federal, se encuentra un municipio con un folklórico poblado rodeado por frondosos bosques de pinos, lagunas y múltiples actividades ecoturísticas.

Villa es bien considerado como ” La Puerta a la Provincia“, pues ahí ciertamente el capitalino puede reencontrase con la naturaleza, pero también con antiguas tradiciones culinarias, charras y artesanales.

La cabecera municipal de Villa del Carbón luce hermosas calles empedradas, casas estilo colonial y del siglo XIX; con sus balcones, fuentes, jardines y su bella  iglesia de Nuestra Señora de la Peña Francia, la cual data del siglo XVIII y destaca al fondo, siendo el  centro de las celebraciones populares, particularmente el 8 de diciembre, día de la Inmaculada Concepción.

Para quienes aman el ecoturismo, encontrará varias opciones en el municipio como el Parque Municipal María Isabel Campos de Jiménez Cantú. Figuran también los balnearios: El Chinguirito, Las Cascadas y El Chorro. En el primero existe un manantial que llena las albercas y cuenta con un tobogán. Además de las presas del Llano y Taximay, en donde se puede pescar, realizar días de campo y acampar. En estos lugares existen habitaciones campestres, centro de convenciones y canchas deportivas, que permiten disfrutar de varios días en la localidad.

Además Villa del Carbón es reconocida por su exquisita gastronomía: conejo, antojitos mexicanos, trucha, barbacoa, etc. No es una destino caro, por lo que es ideal para aquellos capitalinos o turistas que desean acampar sin gastar mucho dinero.

Escribe un comentario