Museos del Estado de Guerrero

Los museos son vías de comunicación directa y viva, por medio de los cuales podemos tomar conocimiento y revivir paliativamente las transformaciones sociales de una comunidad. Donde una perspectiva turística, Guerrero cuenta con múltiples tesoros culturales, espacios en donde se manifiestan las etapas por las que ha transitado para alcanzar su actual estabilidad social, su particular identidad frente a los demás estados de la república.

Hoy en día, Guerrero nos ofrece diversos museos que recuerdan valiosos patrimonios artísticos e históricos.  En Guerrero, los visitantes y turistas pueden hallar museos científicos, históricos y arqueológicos, entre varios otros.  Algunos de los museos guerrerenses más destacados son: el Museo Regional de Chilpancingo que nos expone una vasta perspectiva de la historia de esa región del país, el Museo Arqueológico de la Costa Grande, que exhibe, en las seis salas que lo integran, idolillos de barro, objetos de obsidiana y herramientas elaboradas con caracoles y conchas que nos permiten conocer los desarrollos de la Cultura de Occidente.

Otros museos que proyectan turísticamente al estado de Guerrero son: el Museo Histórico de Acapulco “Fuerte de San Diego”, que trata acerca de los diferentes periodos históricos que ha vivido el puerto, puntualizando su relevancia para las actividades comerciales marítimas, el Museo de Arte Virreinal de Taxco, cuya sede es una mansión del siglo XVIII, plena de detalles barrocos y en donde se atesoran piezas de arte sacro que se hallaron en las Parroquias de San Sebastián y de Santa Prisca.

En este interesante Museo, también se abordan tópicos regionales, como por ejemplo, los acontecimientos históricos más importantes de Taxco y la Construcción de la lujosa Santa Prisca. Por otra parte, el Museo de la Bandera Mexicana, localizado en Iguala, incluye varias réplicas de los estandartes que fueron usados en los eventos sociales más significativos de México.

Les recomendamos ampliamente conocer en Ixcateopan el sugestivo Museo de la Tumba de Cuauhtémoc, que incluye los restos de quien fuera el último tlatoani de los mexicas, además de una completa visión de la cultura azteca.  Otro museo muy divertido es La Avispa, el Museo del Niño, localizado en la capital guerrerense, el cual se perfila como un recinto educativo en el cual, por medio de recursos interactivos los niños y los adultos pueden obtener valiosa información acerca de distintas temáticas.

Al final, los museos guerrerenses compendian las manifestaciones de los habitantes de este hermoso estado del país, desde la época prehispánica, y hasta las manifestaciones actuales más significativas.  Cada nueva visita a estos recintos, nos garantiza un nuevo motivo de descubrimiento y mucho esparcimiento.

Más información en: http://acapulco.dir.mx/

Escribe un comentario